La Estrella guia

La estrella de Navidad que guió, según la Biblia a los tres Reyes, hasta el pesebre en Belén, donde había nacido el Niño, se ha explicado de diferentes maneras, pero la idea más convincente es la que Johannes Keppler desarrolló en 1606, según la cual el astro en realidad fue una conjunción de la Tierra con Saturno y Júpiter, con el sol en la casa de Piscis, aunque sobra decir que para la Iglesia se trata de la luz divina que los guió, hasta el milagroso nacimiento.

Existen muchas hipótesis sobre la estrella que vieron los magos (“magoi” en griego era la palabra con que se denominaba a la casta de sacerdotes persas y babilonios que se dedicaban al estudio de la astronomía y de la astrología) y que les llevó a afrontar un viaje de unos mil kilómetros con el objetivo de rendir homenaje a un recién nacido.

El 17 de diciembre de 1603, Johannes Kepler, astrónomo y matemático de la corte del emperador Rodolfo II de Habsburgo, al observar con un modesto telescopio desde el castillo de Praga el acercamiento de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis, se preguntó por primera vez si el Evangelio no se refería precisamente a ese mismo fenómeno.

Hizo concienzudos cálculos hasta descubrir que una conjunción de este tipo tuvo lugar en el año 7 a.C. Recordó también que el famoso rabino y escritor Isaac Abravanel (1437-1508) había hablado de un influjo extraordinario atribuido por los astrólogos hebreos a aquel fenómeno: el Mesías tenía que aparecer durante una conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis. Kepler habló en sus libros de su descubrimiento, pero la hipótesis cayó en el olvido perdida entre su inmenso legado astronómico.

Si este descubrimiento se identifica con la estrella de Navidad de la que habla el Evangelio de Mateo, el significado astrológico de las tres conjunciones hace sumamente verosímil la decisión de los Magos de emprender un largo viaje hasta Jerusalén para buscar al Mesías recién nacido. Según explica el prestigioso catedrático de fenomenología de la religión de la Pontificia Universidad Gregoriana, Giovanni Magnani, autor del libro «Jesús, constructor y maestro» («Gesú costruttore e maestro, Cittadella, Asís, 1997), «en la antigua astrología, Júpiter era considerado como la estrella del Príncipe del mundo y la constelación de Piscis como el signo del final de los tiempos.

05 de Enero, 2015

  • La estrella del “pequeño can” y los gemelos de Géminis flanquean a la Luna esta noche. Proción, la estrella más brillante de Canes Menor, el pequeño can, se encuentra hacia la derecha inferior de la Luna al caer la noche, con Pólux y Castor, los gemelos, hacia su izquierda superior.

06 de Enero, 2015

  • Júpiter, el planeta más grande del sistema solar, mira hacia arriba, hacia la Luna, conforme ambos ascienden esta noche. Júpiter, el cual se ve como una estrella brillante, se encontrará más cerca y arriba de la Luna mañana a primera luz.

07 de Enero, 2015

  • La Luna y Júpiter están cerca una del otro esta noche. El planeta se ve como una estrella brillante cerca y hacia la izquierda o izquierda superior de la Luna conforme ascienden a buena vista a mediados de la noche. Régulo, la estrella más brillante de Leo, no está lejos de ellos y a su izquierda inferior.

08 de Enero, 2015

  • Júpiter a 5.85°N de la Luna. (Elongación de Júpiter: 146.6°).
  • Júpiter, Régulo y la Luna forman un triángulo largo y delgado conforme ascienden a buena vista esta noche. Régulo, el corazón de Leo, está cerca de la Luna hacia su izquierda, con el brillante Júpiter muy por encima de ellos.

09 de Enero, 2015

  • Luna en el apogeo. (Distancia geocéntrica: 405408 Km | Iluminación: 81.9%)
  • Vega, la estrella más brillante de Lira, el arpa, se está preparando para desaparecer en el crepúsculo. Está bastante baja en el noroeste hoy al caer la noche, pero descenderá aún más en el cielo cada noche.

10 de Enero, 2015

  • La noche de hoy ofrece una buena vista del planeta Mercurio porque se encuentra cerca de Venus, la brillante “estrella vespertina”. Están en el cielo occidental a la puesta del Sol. Mercurio está hacia la derecha o derecha inferior de Venus como al ancho de un lápiz visto con el brazo extendido.

11 de Enero, 2015

  • Mercurio se encuentra con Venus en el crepúsculo.
  • Máximo brillo de Mercurio. (Elongación: 18.50°) V=-0.7

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: asteromia.net, radiouniverso.org, stardate.org.