El químico escéptico

semilla1

semilla1“Reconoce lo que está ante tus ojos,
Y lo que está oculto te será revelado”.

Para explicar un fenómeno, no es suficiente adscribirle a una causa general eficiente, sino que tenemos que mostrar inteligiblemente la manera particular en que la causa general produce el efecto propuesto

Cada día hay en el Universo una estela dejada por la acción de otros seres humanos que al igual que nosotros buscaban la excelencia. Hoy esa  estela o  “semilla del día” fue sembrada por…

Robert Boyle, filósofo natural, químico, físico e inventor irlandés, también conocido por sus escritos sobre teología. Se le conoce principalmente por la formulación de la ley de Boyle. Es ampliamente considerado hoy como el primer químico moderno, y por lo tanto uno de los fundadores de la química moderna, a pesar de que su investigación y su filosofía personal tuvieron claramente sus raíces en la tradición alquímica. Entre sus trabajos, The Sceptical Chymist (El químico escéptico) está considerado como una obra clave en la historia de la química.

Boyle fue un alquimista convencido de la posibilidad de la transmutación de los metales, llegando a realizar experimentos con la esperanza de lograrlo; asimismo fue clave en la obtención de la abolición, en 1689, de la ley de Enrique IV contra la creación de oro y plata por medio de la alquimia (Act Against Multipliers, 1404).

Realizó importantes contribuciones en el campo de la física: la ley de Boyle, el descubrimiento del papel del aire en la propagación del sonido, las investigaciones acerca de la fuerza expansiva en la congelación del agua, acerca de la densidad relativa, la refracción en cristales, electricidad, color, hidrostática, etc. A pesar de ello, la química fue siempre su predilecta. En 1661 publicó The Sceptical Chemist (El químico escéptico) en la que criticaba los «experimentos por los cuales vulgares espagíricos se esfuerzan en probar que su sal, sulfuro y mercurio son los verdaderos principios de las cosas».