El Enigma de los Reyes Magos

Semilla1

Semilla1Es importante que se familiarice con respecto al significado de las celebraciones, no por “Erudismo” sino por “Vivencia”…  El conocimiento y asimilación de nuestra “Historia” es la plataforma de despegue de nuestra “Libertad”.

Cada día hay en el Universo una estela dejada por la acción de otros seres Hoy esa estela o  “semilla del día” fue sembrada por…

DÍA DE REYES

Uno de los enigmas de los Reyes Magos más estudiado es la naturaleza de ese brillante astro que los condujo hasta el pesebre de Jesús. Para muchos autores era un cometa o un meteoro luminoso. Algunos creen que pudo haberse tratado del cometa Halley. Kepler, en 1606, afirmó que pudo haber surgido de la conjunción triple de dos planetas, Saturno y Júpiter, en la constelación de Piscis. De todos modos, hay numerosas y variadas interpretaciones al respecto.

¿Cuántos eran los Reyes Magos?

La cita bíblica de San Mateo no habla del número exacto de magos que acudió a honrar con regalos a Jesús. Ni siquiera afirma que fueran reyes. Tampoco especifica sus nombres, sus nacionalidades, la fecha de su visita, ni su destino después de la adoración.

¿Cuántos eran? El número de Reyes Magos no se cita con exactitud. San mateo no dio cuenta de ello. En distintas representaciones iconográficas realizadas en templos durante los siglos III y IV aparecen dos, tres y hasta cuatro magos. Otras fuentes cristianas (sirias y armenias) pensaron en doce reyes, al relacionarlos con las doce tribus de Israel o con los doce apóstoles. Los cristianos egipcios creían que eran sesenta. En el siglo III, el teólogo Orígenes (185-253) indicó que los Reyes Magos eran tres. Tomando en cuenta la cantidad de regalos ofrecidos a Jesús, se ha aceptado esta versión ya que son tres los regalos que se nombran en el Evangelio de San Mateo: oro, incienso y mirra.

¿De dónde venían? La mayoría opina que eran originarios de Babilonia o Persia. Babilonia era un gran centro astrológico donde, al igual que en Persia, los magos eran una casta con mucha influencia. Tradicionalmente se considera que eran babilonios, entre otras cosas, por algunos puntos en común con el pueblo judío y porque el resto de Israel estaba rodeado por el Imperio Romano. Pero muchos investigadores los consideran originarios de Persia (la actual Irán) partiendo de la base de que muchas leyendas de la Navidad proceden de costumbres anteriores al cristianismo.