Bienvenido Febrero

FEBRVUARIVS (Februarius)

A Februo (Plutón).

Le damos la bienvenida al segundo mes del año, el mes del amor y la amistad. Febrero proviene de la palabra en latín “Februare”, la cual nace de Februo, que significa “limpiarse”. Este mes fue nombrado de esta manera ya que en febrero los romanos realizaban ciertos ritos religiosos, dedicados a Plutón, que tenían como finalidad conseguir pureza.

Febrero es el segundo mes del año en el calendario gregoriano. Tiene 28 días y 29 en los años bisiestos. En muy raras ocasiones ha habido un 30 de febrero, producido bien en la conversión del calendario juliano al gregoriano, o bien en la adopción de un calendario revolucionario en el que todos los meses tenían 30 días.

Fue llamado así en honor a las februa en las Lupercales, el festival de la purificación en la Antigua Roma: los sabinos celebraban una fiesta anual de purificación que llamaban februa (de februum, una especie de correa), en una fecha que hoy se identifica como el 15 de febrero. Tras la fundación de Roma y el posterior surgimiento del Imperio Romano, la urbe dominante tomó prestado el nombre de las fiestas ‘februas’ para designar el mes en que estas tenían lugar, que por entonces era el último del año.

Inbolc

Inbolc es uno de los cuatro principales festivales del calendario celta (precristiano), asociado con el ritual de la fertilidad, que fue consecuentemente adoptado como el día de Santa Brígida en el periodo cristiano, y en tiempos más recientes ha sido celebrado como el festival del fuego, uno de los 8 días festivos (4 solares y 4 lunares) o sabats de la rueda del año neopagano. Imbolc es discutiblemente uno de los predecesores de la festividad cristiana de la candelaria.

Imbolc se asocia convencionalmente con el 1 de febrero aunque el festival celta comienza el 31 de enero. En tiempos recientes la ocasión ha sido generalmente celebrada por los paganos modernos el 1 o el 2 de febrero. Algunos neopaganos relacionan esta celebración con el punto medio entre el solsticio de invierno y el del equinoccio de primavera que actualmente se celebra el 4 y el 5 de febrero.

Es importante que te familiarices con respecto al significado de las celebraciones, no por “erudismo” sino por “vivencia”.  El conocimiento y asimilación de nuestra “Historia” es la plataforma de despegue de nuestra “libertad.

“Si uno no sabe su historia, no sabe nada: es como ser una hoja y no saber que forma parte del árbol”.

La fiesta de La Virgen de la Candelaria toma su nombre de una tradición con velas que vino del oriente y se llamó el “Encuentro”, esta tradición se extendió al Occidente en el siglo VI, llegando a celebrarse en Roma con un carácter penitencial. Ya para ese entonces existía en Roma una celebración similar donde la procesión de las “candelas” formaba parte de la fiesta de las Lupercales.

Esta celebración se unió más tarde a la liturgia de la Presentación de Jesús en el Templo. Existe una tradición Judaica que dice el hijo mayor de cada hogar, el primogénito, le pertenece a Dios y  ha de ser rescatarlo pagando por él una limosna en el templo.  Por ello la Ley de Moisés manda que a los 40 días de nacido un niño debe ser presentado en el templo.

La biblia católica nos relata este hecho en la vida de Jesús, y lo podemos encontrar en “El Evangelio según San Lucas”, Capítulo 2, versículos del 21 al 39. “La Presentación de Jesús en el Templo”.

Estas tradiciones unidas el dos (2) de febrero las celebramos hoy como el día de la Candelaria. Y su iconografía se basa en el episodio bíblico de la Presentación del niño Jesús en el Templo de Jerusalén. La virgen sostiene la candela o vela de la que toma nombre y lleva una canasta con un par de tórtolas.

Se dice que esta advocación de la Virgen María es de origen canario, pues fue en Tenerife donde tuvo lugar su aparición, allí ostenta el cargo canónico de “Patrona de Canarias”.

Igualmente la Virgen de Candelaria es la patrona de varias ciudades más, como Medellín y Cartagena de Indias (Colombia) y Mayagüez (Puerto Rico). También tiene mucho arraigo y veneración en Perú y en general en el altiplano andino y demás naciones del continente americano. México celebra a la Virgen de la Candelaria del 27 de Enero al 5 de Febrero, rindiéndole tributo con una feria de dos semanas, música, fiestas y tradiciones.