Mitología viva

«Yo concentro mi energía para manifestar salud y abundancia».

KironRetrogrado Trigono SaturnoRetrogrado

Esto lo logramos reconciliándonos con nosotros mismos y con la vida. Para ello nada mejor que el encuentro de Quirón y Saturno (ambos retrógrados).

Quirón inicia su retrogradación en alianza con Saturno (su padre) activando en el colectivo el “Mito de Quirón” permitiéndonos así a nivel personal superar “anclajes emocionales”… a nivel colectivo crear  y establecer métodos de enseñanzas y sistemas educativos para “expandir la consciencia” y a nivel terrenal crear plataformas de saneamiento ambiental y ecológico. Quirón es el más célebre y sabio de los centauros. Tenía una naturaleza inmortal, como hijo de Cronos. Vivía en una caverna del monte Pelión donde acogió a alguno de los más célebres héroes de la antigüedad para educarlos en artes como la caza, la medicina, la música y el arte de la guerra. Entre ellos están Pelo y su hijo aquiles, Jasón y Asclepio Quirón poseía además una gran sabiduría, y como hijo de Cronos era el único centauro inmortal… Amigo de los hombres, prudente y benévolo, a menudo se le confiaba la educación de hijos de reyes. Todos los seres, hombres, dioses, ninfas y faunos, respetaban y apreciaban a Quirón. Su fama se extendía a toda la tierra.

La mitología cuenta que Filira (Phylira), hija de Océano (medio hermano de Cronos) y Tetis, sufre el acoso pasional de Cronos. Ante tal demanda, la ninfa solicita a Zeus que sea transformada en yegua para así burlar la insistencia del dios. Al percatarse de tal circunstancia, Cronos se transforma a su vez en caballo y finalmente logra dar alcance a Filira. De esta unión, coronada por el ímpetu animal, nace una figura con cabeza, torso y brazos de hombre y cuerpo y patas de caballo. Su nombre: Quirón.

Es tal el impacto de Filira al ver la figura monstruosa del fruto de su vientre, que tras un parto difícil, doloroso y prolongado, pide en súplica a Zeus la convierta en tilo, para no amamantar a semejante criatura. Tal vez la savia del tilo con sus cualidades medicinales, haya sido la primera fuente de conocimiento de las hierbas curativas que luego fue del dominio de Quirón.

Resulta curioso pero la raíz de la palabra Quirófano viene de Quirón (Kirón, Chirón), el que cura con las manos, aquel que se hace cargo del dolor de un otro e invita a la búsqueda de la sabiduría que contiene el dolor.

La mitología cuenta que Filira (Phylira), hija de Océano (medio hermano de Cronos) y Tetis, sufre el acoso pasional de Cronos. Ante tal demanda, la ninfa solicita a Zeus que sea transformada en yegua para así burlar la insistencia del dios. Al percatarse de tal circunstancia, Cronos se transforma a su vez en caballo y finalmente logra dar alcance a Filira. De esta unión, coronada por el ímpetu animal, nace una figura con cabeza, torso y brazos de hombre y cuerpo y patas de caballo. Su nombre: Kirón.

Es tal el impacto de Filira al ver la figura monstruosa del fruto de su vientre, que tras un parto difícil, doloroso y prolongado, pide en súplica a Zeus la convierta en tilo, para no amamantar a semejante criatura. Tal vez la savia del tilo con sus cualidades medicinales, haya sido la primera fuente de conocimiento de las hierbas curativas que luego fue del dominio de Kirón.

Resulta curioso pero la raíz de la palabra Quirófano viene de Quirón (Kirón, Chirón), el que cura con las manos, aquel que se hace cargo del dolor de un otro e invita a la búsqueda de la sabiduría que contiene el dolor.

“No es que a la persona le sucede un acontecimiento, sino que al acontecimiento le sucede una persona. Un individuo se encuentra con determinados acontecimientos porque los necesita para poder llegar a ser más plenamente lo que sólo es potencialmente”. Dane Rudyhar

Por lo tanto debemos estudiar los acontecimientos como si fueran el fruto de un árbol sembrado en el tiempo cuyas raíces son el camino que nos conduce a su semilla.

Cada día el Universo nos reta de diferentes formas… No te dejes intimidar!

Semáforo

Luz Roja: a la oscuridad.
Luz Amarilla: a la prisa, a la ansiedad, al ego.
Luz Verde: a la presencia, a la luz.

“Apuesta a ti… El premio eres tú”
Lourdes Méndez