Mercurio se puso directo ¡A producir ideas!

Mercurio salió de su fase retrógrada y toma de nuevo su curso directo… Este planeta en la Mitología se le conoce también con el nombre de Hermes, mucho hemos hablado sobre sus efectos cuando retrograda pero tomemos en cuenta que al momento de volver a tomar su curso habitual su principio se expresa con más fuerza en nosotros como colectivo, dándonos la oportunidad de re-definir nuestras acciones y pensamientos.

El Principio de éste planeta se basa en nuestra relación mental con el mundo exterior, inteligencia, perfección intelectual, los contactos con el mundo a través del conocimiento, todos los medios de expresión, la razón, la crítica, la lógica, el cálculo y la adaptación.

Todas estas funciones se dan en una parte de nuestro cuerpo, una masa de 1,4 kg compuesta por grasas y tejidos gelatinosos y es la más compleja de todas las estructuras vivas conocidas… EL CEREBRO.

Hasta un billón de células nerviosas trabajan unidas para coordinar las actividades físicas y los procesos mentales que distinguen a los seres humanos de otras especies.

Lamentablemente somos muchos en el mundo que le damos un mal uso a nuestro cerebro, algunos por tener una mala respiración, otros por no dormir las horas adecuadas o por una mala alimentación…

El diario digital BBC Mundo publicó un artículo en respuesta a un lector y me pareció apropiado compartirlo con ustedes por éste cambio de rumbo de Mercurio…

P: ¿Cuándo es más activo mi cerebro? ¿De día o de noche?

R: Un cerebro dormido no descansa. Un estudio realizado por la universidad de Harvard descubrió que los niveles de trifosfato de adenosina (químicos fundamentales para proveer a las células de energía) en el cerebro permanecen bastante constantes mientras una persona esta despierta, pero aumentan por un momento en el momento en el que el individuo se duerme.

En vez de descansar, el cerebro vuelve a su capacidad completa. Dormir le provee un impulso energético inicial.

Este incremento de la energía es utilizado durante la noche para crear y reorganizar las conexiones entre las neuronas.

Por lo tanto, mientras algunas zonas del cuerpo se mantienen menos activas cuando la persona duerme, el cerebro utiliza más energía.

La invitación es para que de ahora en adelante prestes atención a los excesos, y le des la importancia que merece a éste órgano de tu cuerpo que aunque es el que más utilizamos es al que menos consentimos…

Recomendaciones para tener un cerebro sano:

  1. Lleva una alimentación adecuada, rica en vegetales, frutos secos, arroz y sobre todo mucha agua… ¿Sabías que el 91% de nuestro cerebro es agua? De vez en cuando consiéntelo con un té verde.
  2. Duerme las horas reglamentarias;el número de horas de sueño para estar descansados varía de una persona a otra. Mientras que algunas sólo necesitan dormir entre 5 y 6 horas, otras precisan 10 o más. No obstante, lo normal es que un adulto sano duerma un promedio de 8 a 8 horas y media.
  3. Y por último, pero no menos importante, tómate unos minutos para llevar unarespiración consciente. Es muy simple, pero el efecto puede ser muy grande. En nuestra vida diaria, aunque nuestro cuerpo está en un lugar, nuestra mente está con frecuencia en otro. Poner atención a nuestra inspiración y espira­ción devuelve nuestra mente a nuestro cuerpo. Y de pronto estamos ahí, totalmente presentes en el “aquí y ahora”.

Estos son los principios para llevar una vida en equilibrio y como consecuencia pondrás a tu motor de ideas (el cerebro) en perfecto funcionamiento.

Una vez más les invito a tomar en cuenta la Ley de Correspondencia que nos dejó como legado Mercurio o Hermes Trimegistro Tres veces el Grande… En su libro el Kybalión en el que expresó “Cómo es arriba… Es abajo”.

 El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

No en vano se dice que Mercurio es el Mensajero entre los Dioses y los Hombres, así que aprópiate de sus señales y date permiso para CREAR.

Recuerda que el verbo “creer” y “crear” se conjugan igual en primera persona. ¿Cuál eliges?