Haz un Cambio de Paradigma

El pasado y el futuro están siendo diagnosticados.

El mundo está cambiando a nuestro alrededor. Tenemos dos opciones: o aprendemos a ver en “perspectiva” y nos decidimos a ejercer nuestra autoridad o continuaremos siendo víctimas de las circunstancias.

Los paradigmas son para el ser humano como el agua para el pez. No se da cuenta de ella hasta que no lo sacan del agua.

Por muchos años he recibido un news letter que me reconforta y me reconecta con mi esencia. Hace años lo compartí con ustedes porque encajaba como anillo al dedo con la energía del día… hoy causalmente sucede lo mismo, por eso decidí compartirlo de nuevo (retorno cíclico de lo eternamente igual) para hacer un poco de compresión a través de la “comprensión”.

DURANTE UNA CONFERENCIA DENTRO DE UN INSTITUTO PSIQUIÁTRICO, UNO DE LOS VISITANTES LE PREGUNTÓ AL DIRECTOR, QUÉ CRITERIO SE USABA PARA DEFINIR SI UN PACIENTE DEBERÍA O NO SER  INTERNADO.

– BUENO -DIJO EL DIRECTOR- HACEMOS LA PRUEBA DE LA BAÑERA: LA LLENAMOS COMPLETAMENTE, LUEGO LE OFRECEMOS AL PACIENTE UNA CUCHARITA, UNA TAZA Y UN BALDE Y LE PEDIMOS QUE VACÍE LA BAÑERA. A PARTIR DE  LA FORMA COMO LA VACÍE, SABEMOS SI HAY QUE INTERNARLO O NO.

-AH, ENTIENDO- DIJO EL PARTICIPANTE. – UNA PERSONA NORMAL USARÍA EL BALDE PORQUE ES MÁS GRANDE QUE LA CUCHARITA Y LA TAZA.

-NO -DIJO EL DIRECTOR- UNA PERSONA NORMAL SACARÍA EL TAPÓN.

USTED ¿QUÉ PREFIERE: UNA HABITACIÓN CON O SIN VISTA AL JARDÍN?

En mi práctica diaria observo cómo nos metemos en paradigmas a partir de cómo planteamos los problemas. Y muchas veces los mismos no tienen solución dentro de ellos. Necesitamos pensar con otra cabeza y hacer un cambio paradigmático. Sin embargo los paradigmas desde los que operamos son automáticos y transparentes para nosotros y no nos damos cuenta que ellos son justamente lo que nos impiden encontrar la solución y damos vueltas y más vueltas sin resultados.

“Si quieres lograr lo que aún no has alcanzado, necesitas pensar de una manera que aún no has pensado”.

Algunos meses tienen 31 días ¿Cuántos tienen 28?

Inmediatamente estás pensando en febrero pero todos tienen 28.

Si hay tres manzanas y te llevas 2, ¿cuántas manzanas tienes?

Es lógico el problema te mete en el paradigma  de restar 3 menos 1. Sin embargo tienes las dos que te llevas.

Un avión se estrelló en la frontera entre Canadá y Usa. ¿En qué país enterrarías a los sobrevivientes?

Y entonces empiezas a pensar en países sin darte cuenta que los sobrevivientes no se entierran.

“PARA QUE PUEDA SURGIR LO POSIBLE. ES PRECISO INTENTAR UNA Y OTRA VEZ LO IMPOSIBLE.” HERMANN HESSE

¿Qué se usa para sentarse encima, lavarse los dientes y jugar al futbol?

La pregunta te lleva a pensar en algo que sirva para las tres cosas sin pensar que podrías contestar una para cada una.

¿Qué es lo vas a encontrar con seguridad en el centro de Toronto?

Y todos piensan en la plaza central, sin embargo otra respuesta sería pensar en la letra O.

Un hombre llenó un tonel vacío. Cuando termina, el tonel es más liviano que al principio ¿de qué lo llenó?

Y aunque pienses y pienses nada que le pongas al tonel lo puede hacer más liviano ni el aire (que es lo que comúnmente piensa la gente). Para que sea más liviano hay que sacarle algo. Por lo tanto lo llena de agujeros para que sea más liviano.

“Para transformarse en visionario hay que permitirse pensar en lo imposible y atreverse a realizarlo”.

Los paradigmas de pensamiento son como modelos en los entramos sin darnos cuenta. Observa tu problemática, y si hace tiempo estás buscando una solución sin encontrarla trata de buscar en que paradigmas de pensamiento estás, ya que seguramente son ellos los que no te dejan encontrar la solución que estas buscando.

DADO QUE EL MUNDO ESTÁ EN PERMANENTE CAMBIO, LAS SITUACIONES QUE ENFRENTAMOS HOY NO PUEDEN RESOLVERSE DESDE EL MISMO PARADIGMA DE PENSAMIENTO  QUE UTILIZAMOS SIEMPRE.  EINSTEIN