Al mejor estilo Ancestral

0
99

Noviembre inició con sus fiestas que tanto despiertan masa crítica, luego de la celebración del Halloween, seguida del Día de los Santos, hoy celebramos a todos los Fieles Difuntos, un día para honrar a nuestros ancestros y alimentar nuestras raíces.

Con esta tradición cerraremos el especial de tres días en el que le hemos dado un toque sagrado a la energía comiendo Obleas, a las que estábamos combinando con algunas frutas, sin embargo hoy quiero remontarme a las tradiciones mexicanas y recomendarles un delicioso chocolate.

En México se acostumbra que si los habitantes de la casa solicitada dan “el muerto”, que generalmente suele ser dulces que depositan en bolsos que llevan los niños, estos últimos pueden recitar una bendición:

“Esta casa está bendita porque si nos dieron comidita”.

O bien una “maldición” si no se atiende a su canto:

“Esta casa está embrujada porque no nos dieron nada”.

Para los antiguos mesoamericanos, la muerte no tenía las connotaciones morales de la religión católica, en la que las ideas de infierno y paraíso sirven para castigar o premiar. Por el contrario, ellos creían que los rumbos destinados a las almas de los muertos estaban determinados por el tipo de muerte que habían tenido, y no por su comportamiento en la vida.

Cuando bebemos chocolate estamos conectando con nuestras raíces, cuando comemos chocolate estamos sintonizando con el inconsciente colectivo.

“La historia del cacao se confunde con la mitología y la leyenda.
QUETZALCOATL, protector de los aztecas y dios del aire, la luz y la vida. Viendo la falta de alimentos de los hombres, viaja al país del Hijo del Sol y roba una planta que ofrece a su pueblo.

Este árbol es el cacaotero, cuyo nombre científico “theobroma”, significa precisamente alimento de los dioses.”

En la región de Mesoamérica en México, las semillas de cacao eran tan apreciadas por los aztecas que eran usadas como moneda corriente para el comercio de la época.

El cacao también era utilizado como moneda en las culturas prehispanicas ya que era uno de los productos que se utilizaban para pagar el tributo al “tlatohani”.

Obleas de chocolate

para 4 personas

Ingredientes:

  • 200 g. de harina floja.
  • 1 sobre de levadura en polvo.
  • 50 g. de azúcar morena.
  • 50 g. de mantequilla.
  • 2 huevos batidos.
  • 3 dl. de leche entera.
  • 80 g. de chocolate fundido.
  • 20 g. de azúcar glas.

Preparación:

Mezclar los huevos batidos con la harina, la levadura, el azúcar y la leche. Batir, colar (para que no queden grumos) y dejar reposar 1 hora.

Formar las crepes en sartén antiadherente con un poco de mantequilla (dorados por ambos lados). Rellenar las crepes con el chocolate fundido, enrollarlos y espolvorear con azúcar glas.

Receta recetascocina.org
Imágenes contapasyaloloco.com, hechoenmisfogones.com