Alimentándonos de historia.

0
320
cereales-cocina

cereales-cocinaHoy en Cocinando con los Dioses continuamos con el especial de Cereales para rendir honor a la Tierra.

Ahondemos un poco en la historia de los Cereales…

Desde la antigüedad, los cereales han sido considerados un alimento básico para el hombre. La humanidad ha aprovechado probablemente el fruto de las Gramíneas durante más de Diez mil años.

Tras la Era glaciar como consecuencia del aumento de las lluvias y el ascenso de la temperatura, se originó un crecimiento explosivo de la naturaleza. Así el hombre enriqueció su dieta, hasta entonces carnívora, con alimentos vegetales.

El hombre con el paso del tiempo, observó que estas semillas debían ser recolectadas, debían ser sembradas, para asegurar la siguiente recolección. De este modo, los cereales silvestres pasaron a ser cereales cultivados, y así conjuntamente el hombre pasó de ser recolector a ser un agricultor.

En 5000 a.C. comienza en Europa la práctica del morcajo o mezcla de cereales. Con esta práctica, los agricultores quedaban asegurados en el caso de que uno de los cereales, no prosperara por enfermedad o por incidencias meteorológicas. Asimismo, el grano se tostaba antes de ser almacenado, aumentando así su periodo de conservación.

Con el paso del tiempo el hombre aprendió a cocinar la carne, desarrollo sistemas para tostar los granos y calentar las mezclas acuosas de los mismos, y de este modo proporcionaban ellos una especie de gachas que servían de alimento.

Los romanos desarrollaron técnicas que permitían aprovechar los cereales obteniendo un máximo rendimiento.

Hoy les invito a aplicar la historia en su vida y recolectar las herramientas que te harán mostrar lo mejor de ti para darle sabor y rendimiento a tu existencia.

Pan de Cereales

cereales-fibra-alimentariaIngredientes
200 g Harina de trigo
150 g Centeno
150 g Avena
150 g Salvado de trigo
10 g Sal
30 g Levadura
2 cdas Azúcar morena
300 cc Leche
3 cdas Aceite de sésamo
1 Clara
Semillas de girasol, sésamo y amapola

Preparación
Combinar la harina con el centeno, la avena, el salvado de trigo y la sal. Realizar una corona sobre la mesada.
Poner en el hueco central la levadura desgranada, el azúcar, la leche y el aceite neutro.

Unir esos ingredientes y añadir de a poco los de alrededor.

Amasar hasta obtener una masa homogénea. Tapar con papel adherente o con polietileno y dejar leudar en un lugar templado hasta que duplique su volumen.

Desgasificar la masa. Dividirla en dos partes iguales. Estirarlas formando rectángulos y enrollar. Colocar cada rollo dentro de un molde para budín inglés. Dejar leudar de nuevo.

Pintar con clara de huevo y esparcir las semillas en la superficie de los panes.
Hornear a 170° C por 30 minutos.

Foto: organicos.eu
Receta: utilisima.com