Aliméntate del ADN Solar

 

La Luna se posa sobre el Sol para remover nuestras vidas (Eclipse Solar). Así que debemos tener especial cuidado con lo que comemos y hacemos, mi invitación es para, que honremos lo que la vida nos ha otorgado…

¿Sabías que algunos alimentos contienen en su ADN energía solar?

El ADN de los alimentos vivos lleva mensajes dentro de sí. El ADN del Sol, en conjunto con el de los alimentos, se convierte en uno con nuestro ADN ayudándonos a despertar y a recordar. En este caso, los alimentos deben estar crudos para que el ADN de ellos se convierta en uno con el nuestro. Al cocinar los alimentos se destruye la fuerza de vida, aunque una cierta cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales permanecen.

Los alimentos de la tierra tales como frutas y vegetales y hasta cierto punto las raíces, contienen códigos de frecuencia y claves de luz dentro de ellos. Cuando el Sol activa estos códigos de frecuencia, los alimentos en sí se convierten en portales de estrella (stargates). Cuando consumimos estos alimentos, mantenemos dentro de nosotros los códigos de frecuencia y las claves de luz y nos convertimos en portales estrella1.

El Universo nos pone en el escenario energías que nos abren un portal dimensional que debemos aprovechar sanando nuestro ser a través de los 3 alimentos vitales:

  1. Alimentos sólidos: Comida.
  2. Alimentos líquidos: Agua.
  3. Alimentos etéricos: Aire.

Sólido: Alimentos solares como el maíz, alimento que siempre recomiendo en un festival solar porque contiene toda la luz, la energía y la magia de los ancestros en todos los sentidos.

La sabiduría de los Indios Hopi reside en el Maíz, un regalo que la Madre Tierra proporciona a la humanidad como sustento y como vínculo con lo espiritual y con las fuerzas que rigen el mundo de lo eterno y de lo mutable.

Alrededor del Maíz Sagrado Azul (del que derivan el rojo, el blanco y el amarillo) se han entretejido durante milenios las enseñanzas y la memoria de la Tierra, conservándose en su tradición de cultivo, en su folclore y en su medicina.

El tiempo para la purificación es confirmado por la trasgresión materialista que padece el maíz, en su forma y manera de cultivo, hasta el punto de privar a muchas semillas de su memoria (genética).

Durante esta semana tenemos el acceso directo para conectar con la sabiduría, la creación y la memoria genética a través del Sol así que te invito a degustar deliciosas recetas de maíz.

Receta

 

chicha-morada1Chicha Morada
(Rinde 15 vasos)

Ingredientes:

  • Un kilo de maíz morado.
  • Dos tazas de cáscara de piña, de manzana y de membrillo.
  • Dos rajas de canela.
  • Una cucharada de clavo de olor.
  • Una taza de piña picada.
  • Azúcar morena y jugo de limón al gusto

Preparación:

Desgranar el maíz y cubrirlo con el doble de agua, agregar la canela, cáscara de piña y el clavo de olor. Dejar hervir por una hora hasta que reviente el maíz. A mitad de la cocción retirar las cáscaras, colar y agregar la piña picada y dejar enfriar y luego agregar el azúcar y el jugo de limón. Servir bien helada.

Cachapas

cachapasIngredientes:

  • 425 gramos de maíz en grano
  • 1 cucharadita de azúcar morena
  • 1 cucharada de mantequilla purificada
  • Media cucharadita de sal marina

Preparación:

  1. Poner en una licuadora maíz en grano previamente hervido, agregue la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar, debe formarse una mezcla espesa.
  2. En una plancha o sartén de teflón coloque un poco de la mezcla que se cueza de ambos lados, agregando mantequilla cada vez que vaya a voltearla.
  3. Para servir coloque queso mozzarella y nata al gusto.

Fotos extraídas de: primerahora.com; esotericanabel.wordpress.com
Receta: recetasdemartha.blogspot.com

Sopa de maíz y camarón

sop-camaronesIngredientes:

  • 1/2 cebolla finamente picada.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cdta  de paprika en polvo.
  • 1 chile jalapeño sin semilla finamente picado.
  • 1 cda  de mantequilla sin sal.
  • 1 papa mediana cortada en cuadritos.
  • 1/2 kg  de camarones crudos.
  • 6 tazas de consomé de pollo.
  • 3 maíces blancos frescos.
  • Sal marina y pimienta al gusto.
  • Para servir:Algunas rodajas de limón y rebanadas de aguacate, también  1/2 taza de cilantro finamente picado.

Preparación:

Comenzamos desgranando los elotes, separamos los granos y reservamos los tallos. Luego, en una olla agregamos el caldo, los tallos de los 3 maíces y la piel o cáscara de los camarones y deja cocinar por 10 minutos para hacer un caldo con mucho sabor. Ahora en otra olla, hay que agregar la mantequilla a fuego medio, y luego, agregar la cebolla y el chile jalapeño hasta que la cebolla este transparente. Agregar el ajo, la papa, la paprika y revolver bien.

Luego, se deben agregar los granos de maíz, sal marina y pimienta y cocinar por 10 minutos, colar el caldo y agregarlo a la mezcla de maíz, papa, chile y cebolla, dejar cocinar por 10 minutos. Se apaga el fuego y se agrega los camarones enteros crudos para que se cocinen con el calor del caldo, el camarón solo debe cocinarse por dos minutos. Se sirve entonces la sopa con una rebanada de aguacate como adorno encima, una rebanada de limón y con un poco de cilantro.

Este tipo de maíz es típico de México y de la zona andina, este maíz cuenta con almidón muy blando y se caracteriza por contar con granos de distintas texturas y colores. El maíz harinoso se usa exclusivamente como alimento humano y muchas veces, sobre todo en los últimos tiempos, se acostumbra tostarlo para su preparación.

La mayor parte del maíz blanco se consume directamente como alimento y pequeñas cantidades se destinan a otros usos. El maíz blanco se come en diversas formas, que varían de una región a otra y en una misma región. En África generalmente se hierven o cuecen las comidas preparadas con maíz, mientras que en las Américas se las hornea o fríe. Los dos tipos de maíz blanco – el dentado y el cristalino – se asocian en gran medida con ciertos tipos de productos alimentarios o platillos.

El maíz dentado es blando y harinoso y se lo emplea principalmente para hacer sopas y papillas. Por el contrario, el maíz cristalino, que tiene un endosperma duro y vítreo, se usa básicamente para papillas o para un tipo de “couscous” que remplaza al arroz o al “couscous” de trigo en varios países de África. En algunas partes de África, se prefiere el maíz cristalino al dentado porque son menores las pérdidas con los métodos tradicionales de almacenamiento y procesamiento.

Líquido: Oxigena tu cuerpo tomando Agua viva. El agua viva es aquella que es oxigenada de un vaso a otro, procura que el vaso sea de cerámica. Si tienes la suerte de tener un tinajero pásala por él. Si deseas conocer un poco más sobre el contenido de agua en los alimentos, haz clic… aquí.

Para tomar también te recomiendo el té de las barbas de maíz, según la sabiduría popular, una tisana hecha con las barbas del maíz es un excelente diurético cuando existe retención de líquidos. Con este fin, se debe cocinar de 2 a 3 minutos 3 cucharadas de barba de maíz en un litro de agua y se toma 3 tazas veces al día.

Aire: El simple hecho de concentrarte en los movimientos respiratorios ya consigue que te olvides de los asuntos que alteran tu tranquilidad.

Bendice tus alimentos no desde la oración sino desde la sensación, es decir a través de los sentidos.

Receta e imagen cortesía de: solorecetas.com
Imagen principal: tarragona.olx.es
Fuentes consultadas: ftp.fao.org, Wikipedia.org; cocinarapida.net

Nota: Bendice tus alimentos no desde la oración sino desde la sensación, es decir a través de los sentidos. Recuerda que al bendecir los alimentos estas elevando su frecuencia!

  1.  El secreto para alimentarnos de luz y fortalecer la energía del Sol es comer alimentos que estén expuestos a los rayos solares, como los vegetales y las frutas… Ten presente que deben estar crudos.

    Dados de Atún con sésamo

    Ingredientes

    Una rodaja de 400 g de atún
    50 g de sésamo
    1 cucharada grande de aceite de sésamo
    1 cucharada grande de salsa de soja japonesa
    1 cucharada grande de miel líquida
    Wasabi (pasta de rábano)
    Láminas de jengibre fresco
    1 rábano negro

    Preparación: Para preparar la salsa de acompañamiento: mezclar en un bol el aceite de sésamo, la salsa de soja y la miel.

    Colocar las semillas de sésamo en un plato hondo. Secar delicadamente la rodaja de atún: retirar espinas y piel. Cortar el atún en dados de 2 cm. Pasar por el sésamo por cada una de las caras para que las semillas se peguen a cada lado.

    Disponer los dados en una bandeja, colocar el bol con la salsa en medio y añadir unas nueces de wasabi y láminas de jengibre al lado.

    Pelar el rábano negro, rallar (en trozos más bien grandes) y rodear los dados de atún con la ralladura del rábano. Servir inmediatamente después.

    Fuentes consultadas: alimentacionynuevaera.jimdo.com; hermandadblanca.org
    Imágenes cortesía de: Cuisiner cru/Solar
    Receta: enfemenino.com