Donde quiera que te encuentres ¡Feliz Navidad!

0
296
cocinando1.1

cocinando1.1La Navidad es un momento para reencontrarse entre familiares y amigos, es una oportunidad para disfrutar de la tradición, la unión, el entusiasmo y el amor.

Lo cierto es que dependiendo del lugar donde te encuentres sea el 24 o el 25, la cena y los alimentos siempre juegan un rol protagónico, por ello en Cocinando con los Dioses vamos a hacer un recorrido de lo que se acostumbra comer en algunos países para que conectemos este día con otras culturas. Dándole a la celebración de navidad un toque de expansión, de apertura e interculturalidad.

Sin embargo, el único alimento que nunca puede faltar es la deliciosa torta negra, comer un macerado de frutos secos en un día como hoy energéticamente nos conecta con la tierra, con las raíces, dándole una plataforma a nuestras celebraciones que va más allá de lo sensorial… Así que no la pases por alto.

Estados Unidos
La comida de Navidad suele ser un asado – pavo asado con relleno aunque algunas  las familias que han tomado asado de pavo en la comida del Día de Acción de Gracias optan por otro tipo de ave, jamón asado o incluso ternera asada. Y para postre, el famoso pudín de navidad,  tarta de calabaza, mazapanes, panettone, tarta de manzana, tarta de zanahoria… Es costumbre que los niños además tomen pelotas de palomitas, dulces de jengibre y caramelos durante el día de Navidad.

Panamá
La tradición es cenar a las 12 de la noche con comidas como el pavo, jamón, tamales, ensaladas de papas, rosca de huevo y frutas.  Se abren los regalos, para todos y los invade la algarabía.

Brasil
Su cena de Navidad incluye pollo o pavo con ensaladas, fruta fresca y cerveza. Las comidas típicas son lechón asado, pavo, castañas, “rebanadas” (pan frito preparado con una masa de leche, huevos y azúcar, y espolvoreados con azúcar y canela), arroz con pasas, panettones, tender, etc… Si bien se han ido incorporando nuevas tradiciones, hay una cena en la que generalmente se respeta el horario: a las 12:00 de la medianoche de la “Véspera do Natal”. Se abre el champán, hay muchos fuegos artificiales.

Egipto
Los egipcios celebran el mes de Ramadán, esa es la fiesta más espectacular y típica del país. La fecha se establece según la luna, comenzando un día antes, el ayuno es desde la madrugada hasta la puesta del sol, a partir de ese momento comienza el ambiente festivo.

Venezuela
El menú navideño más típico de Venezuela en las fiestas decembrinas se compone de: Las hallacas, un manjar de laboriosa preparación, y muy típicas de la Navidad, que requiere de muchos y muy variados ingredientes; las familias se reúnen juntas  para prepararlas. La ensalada de pollo (o de gallina), se hace con gallina o pollo, papas, zanahorias y guisantes. Un plato fuerte de pernil (Pernil de cochino) o pavo. El pan de jamón (para acompañar las hallacas) es un pan relleno de jamón, tocineta, pasas y aceitunas.

Italia
Las fiestas de Navidad en Italia comienzan con el tradicional “cenone” (la gran cena), la noche del 24 de Diciembre, se reúne a la mesa toda la familia. La cena comienza con los antipastos y entremeses a los que siguen los espaguetis con almejas, el pescado, las verduras, fruta fresca y el turrón.

Donde quiera que te encuentres ¡Feliz Navidad!

cocinando2.2Torta Negra de Navidad

Ingredientes para la maceración básica:

  • ¼ de taza de almendras peladas y picaditas (aprox.30 gr).
  • ¼ de taza de avellanas peladas y picaditas (aprox. unos 30 gr) (Puedes sustituir por macadamia y piñones).
  • ¼ taza de nueces picaditas, (aprox. 30 gr).
  • ¼ de taza de cáscara de naranja confitada (abrillantada), picadita, (aprox.30 gramos).
  • ¼ de taza de cáscara de cidra confitada (abrillantada), picadita, unos 30 gramos.
  • ½ taza de ciruelas pasas sin semillas, picaditas, unos 50 gramos; (también puedes agregar 30 grs. de arándanos secos).
  • 1 cucharadas de vainilla.
  • ¼ cucharadita de clavo de especie, molido.
  • ¼ cucharadita de canela molida.
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada rallada.
  • ¼ de cucharadita de jengibre fresco rallado ó 1/8 de cucharadita si es en polvo.
  • ½ cucharadita de ralladura de naranja.
  • ½ cucharadita de ralladura de limón.
  • 1 taza de cerveza negra (También se puede usar una mezcla de licores, brandy, vino dulce, o un poco de licor de cereza casero).
  • ½ taza de ron.
  • ¼ taza de melaza de papelón negro (panela o azúcar morena).

Para la torta:

  • 500 gramos, (2 tazas aprox.), de la maceración preparada previamente.
  • 175 gramos (1½ barras) de mantequilla con sal.
  • 75 grs. de chocolate de taza.
  • 1/4 cucharadita de sal marina recién molida.
  • 1 2/3 taza de azúcar morena.
  • 5 huevos.
  • 2 tazas de harina  (aprox. 320 gramos).
  • 1 cucharadita de polvo de hornear tipo Royal.

Preparación de la maceración: Vierta todos los ingredientes dentro de un envase de vidrio que pueda tapar, (se recomienda un mínimo de dos semanas a dos meses de anticipación. Cuanto más tiempo mejor. En mi caso, la he dejado un año). Revuelva ligeramente de vez en cuando durante este tiempo, y agregue ron, vino, brandy o cerveza negra, (o en mi caso licor de cereza casero) si observa que la mezcla está seca.

Preparación de la torta: Unas 3 horas antes de comenzar la preparación de la torta, se saca la maceración del refrigerador para que adquiera la temperatura ambiente.

Se enmantequilla y enharina un molde anular de unos 25 centímetros de diámetro exterior y unos 8 centímetros de profundidad, o un molde rectangular de unos 22 x 12 x 8 centímetros, o uno redondo. A su gusto. También puede forrar el molde con papel sulfurizado o parafinado. Derretir el chocolate en baño de maría y dejar enfriar un poco.

En el recipiente de una batidora eléctrica se ponen la mantequilla y la sal y se bate hasta tener consistencia de crema. Siempre batiendo se agrega el azúcar y se continúa batiendo unos 5 minutos.

Se agregan los huevos, uno a uno, batiendo muy bien después de cada adición, y al final el chocolate derretido,  y se bate por unos minutos más hasta que esté bien integrado.

Por último, sin batir, con movimientos envolventes, se agregan alternadamente, por partes, la harina cernida con el polvo de hornear y la maceración de frutas, terminando con la harina. Se mezcla bien y se vierte en el molde. Llevar a horno precalentado a 190 grados C por 50 minutos o hasta que al introducirle un palillo, salga seco. Puede ser necesario cubrir el molde al final, para que la torta no se dore demasiado por encima.

Sacar del horno, dejar reposar unos minutos, y todavía caliente se saca la torta del molde. Desde ese momento y hasta el día que se consuma, se le rocía o pincela  vino o ron, o si ha quedado un poco del líquido de la maceración, para que se mantenga suave y aromática. Decorar al gusto.

(Es preferible no consumirla de inmediato, si no al tercer o cuarto día de hecha o más tiempo, cuando los sabores se han intensificado.)

Imágenes: reposteriaelportal.com; forodefotos.com
Receta cortesía de misrecetasfavoritas2.blogspot.com