Energía pura

Conectar con las energías a través de los alimentos nos permite estar en sincronía con el Universo.

El rojizo Marte, mejor conocido como el planeta guerrero entra en el reino de Leo, sumándose al stelium planetario presente en ese signo.

Leo es un signo de fuego, lleno de creatividad y dinamismo. Una energía que sin duda no debemos desaprovechar para crear y darle un empuje a nuestro cuerpo… Es el momento de darle un poco de gasolina y echarlo a andar.

Para ello, nada mejor que comer alimentos rojos, naranjas o que deban ser colocados directamente al fuego.

Los colores tienen propiedades y poderes, el Naranja, es el color intermedio entre el rojo y el amarillo por lo que en una primera lectura simboliza el punto de equilibrio entre la divinidad y la pasión (la fuerza de la libido). Pero este equilibrio tiende a romperse en un sentido u otro, convirtiéndose en la revelación del amor divino o en el emblema de la lujuria. El color del prana (en la India, energía dinámica que hay en todas las cosas) en su fuente no diferenciada, es anaranjado, color exotérico del sol, esta es la razón por la cual el naranja es el color de la vestimenta de los yoguis y de los sacerdotes budistas. Es un color estimulante, ayuda a la digestión y al sistema glandular, fortalece el sistema nervioso. La utilización de elementos de color naranja a la hora de comer estimula el apetito.

En cuanto al elemento fuego nos trae la fuerza, la purificación, la valentía, el coraje y la pasión por la vida. Es la energía en acción que nos motiva a levantarnos cada mañana y comenzar a trabajar. El fuego interior nos impulsa a buscar nuevos caminos, a enfrentar nuevos retos y correr riesgos.

Este elemento está asociado a los alimentos con un fuerte sabor, como el jengibre, los pimentones, el chile picante o la pimienta, son ricos en el alcaloide capsiacina, que si bien aumenta el fuego, disminuye la sensación de calor, estimula la imaginación y el apetito sexual.

Recetas:

21556Esta es una receta vegana, pero pueden preferir una carne al ferro, o unas sardinas al fuego, pimientos rellenos, o lo que más te apetezca.

Ingredientes:

  • Cáscara de una calabaza.
  • Cortezas de 4 zanahorias.
  • 8 rebanadas delgadas de queso fundido y un poco de queso rallado.
  • Sal marina y pimienta.

Preparación:

Lava bien la corteza de calabaza y corta en rectángulos de unos 3 cm x 2 cm. Cuece la corteza en un horno de 180°C durante aprox. 30 minutos. Durante los últimos 10 minutos, añadir la cáscara de zanahoria (lavar y secar bien). Retirar del horno y sazonar con sal y pimienta al gusto. Unta con mantequilla un plato de pastel rectangular (con grasa vegetal) y la línea con papel de hornear. Hacer una capa de cáscara de calabaza, a continuación, la capa con un poco de queso, y a continuación, añadir una capa de piel de la zanahoria y otra capa de queso. Utiliza todos los ingredientes siguiendo este patrón y la parte superior con un poco de queso rallado. Hornea en un horno de 180°C durante 15 minutos y servir inmediatamente.

 

Nota: Bendice tus Alimentos no hay DESDE LA ORACION chino DESDE LA SENSACION, ES DECIR un Traves de los Sentidos. Recuerda Que al bendecir los Alimentos Estas elevando su frequency!