Honrando a nuestros ancestros

maiz1Equinoccio con comida ancestral

En la víspera del equinoccio, vamos a honrar la masa crítica de las fiestas a San José… millones de personas en el mundo celebran el día del padre y la energía de la concepción.

San José fue elegido este día por la Iglesia, conmemorando cuando el Espíritu Santo bajo y engendro a Jesús en la Virgen María. En realidad es el día cuando la tierra “engendra” sus frutos… por eso es Primavera… Nuevos comienzos, florecimiento, renacer.

Estos son días para conectar con la tradición y apostar a las señales del Universo. ¡Presencia!

Mi recomendación es que comas alimentos que tengan significado.

Como cada festival solar les invito a comer maíz, los relatos míticos otorgan al maíz el papel de protagonista, le concibe dones, dándole así el valor de una planta sagrada.

Según los Mayas los seres humanos fuimos creados del maíz, de hecho la llamaban “Madre maíz” considerada la fuente de vida, madre universal de la que todos los hombres eran hijos, razón por la que al comerlo alrededor del equinoccio podremos estar en Sintonía con la magia presente en el Universo.

maiz2Y a untarle un poco de miel por su contenido energético… Todos los grandes profetas se refieren a la miel en los libros, la palabra miel, representa la dulzura, la justicia, la virtud y la bondad divina. El Corán habla en términos sagrados de las abejas y de la miel: “La miel es el primer beneficio que Dios otorgó a la tierra”. Virgilio llama la miel “el don celeste del rocío”. La miel vendrá también a designar la dicha suma y el estado de nirvana. Símbolo de todas las dulzuras, la miel del conocimiento funda la felicidad del hombre.

Te invito a colocar los alimentos a recibir los rayos sanadores del Sol antes de consumirlos. Esto te permitirá acceder a nuevos estados de conciencia en los que con Presencia y Protagonismo podrás lograr un cambio radical en tu vida.

En la zona arqueológica de San Cristóbal de Tepatlaxco, ubicada en el municipio de San Martín Texmelucan, se prepara una degustación gastronómica prehispánica con motivo de la ceremonia de equinoccio de primavera.

Graciela García Rojas, responsable del Turismo municipal, habló de la trucha en salsa de pulque, escamoles, esquites con escamoles, chapulines, atole de cacahuate, huitlacoche, pipián, nopales y amaranto, como algunos de los platillos que ofrecerán los organizadores de esta octava edición del festival.

En conferencia de prensa, la funcionaria precisó que el chef Humberto Campos será el encargado de preparar los platillos que ofrecerá, sin costo alguno para los visitantes a Tepatlaxco.

También contarán con el apoyo de las escuelas de gastronomía de San Martín Texmelucan y dos escuelas invitadas del estado de Tlaxcala, quienes prepararán los platillos para más de dos mil personas.

Los visitantes podrán saborear comida ancestral como los quelites, quintoniles, trucha ahumada con pipián, agua de chía, tolonche (bebida a base de bolillitas de pirul), que es lo que diferencia este ritual de los de otras zonas arqueológicas.

Mientras, Graciela Reyes Islas, regidora de Turismo de San Martín Texmelucan, precisó que la zona arqueológica se ubica en la junta auxiliar de San Cristóbal Tepatlaxco, a 10 minutos del centro de San Martín Texmelucan y a 40 minutos de la capital del estado.

Las actividades comenzarán a partir de las 10:00 horas del próximo 21 de marzo, y se contará con música, danzas, la ceremonia para cargarse de energía y la exposición de artesanía elaborada por pobladores de la región.

Ambas funcionarias destacaron el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para dicho evento. El acceso a esta zona será gratuito en los nueve basamentos del sitio arqueológico, pero sólo un montículo está abierta al público.

Reyes Islas dijo que no habrá acceso a la pirámide, porque se trata de una zona virgen, pero los visitantes tendrán acceso sólo a la explanada donde se llevarán a cabo todas las actividades apoyadas por empresas y el gobierno municipal.

Ceremonia del Equinoccio (Higan-e) marzo

55145Hay un proverbio en japonés que dice: «Los climas fríos y cálidos duran hasta el equinoccio». Esta ceremonia que dura una semana tiene lugar en el equinoccio de primavera y otoño en el medio de una semana importante en el que el clima es normalmente muy bueno.

Higan es la enseñanza que lleva a la gente desde el mundo de la falsa ilusión hacia el mundo del despertar. Se compone de seis enseñanzas: generosidad, precepto, perseverancia, diligencia, zazen y sabiduría. Se enseña que si practicamos estos principios, seremos bendecidos con felicidad y buena fortuna.

En los hogares japoneses se acostumbra a limpiar el altar del Buda el día anterior al Higan, tensar los implementos del Buda y cambiar las flores del altar. También se acostumbra a realizar ofrendas de dango (bolas a base de harina de arroz) el primer día de la semana. En el equinoccio (el día central de esta semana) se hacen ofrecimientos de ohagi o botamochi (bolas de arroz cubiertas con pasta de fríjoles dulces). Y el último día se vuelven a hacer ofrendas de dango. También se ofrece comida, dulces especiales y frutas en este día.

Visita al templo

Es costumbre hacer una visita al templo durante estos días para realizar ofrendas de mochi, (arroz cocido machacado), dulces, frutas, etcétera, a la imagen principal del Buda así como a nuestros antepasados familiares.

Por otro lado, es costumbre visitar la tumba familiar durante el Higan, para mostrar nuestro agradecimiento a nuestros antepasados. Es especialmente recomendable para aquellas personas que viven lejos de la tumba familiar el visitar el templo y la tumba durante el Higan. Una buena manera de aprender de la calidez mostrada durante el Higan, es regalar ohagi o botamochi a vecinos y familiares.

Visita a la tumba familiar

Una visita a la tumba familiar comienza limpiando la lápida y de la sepultura. Es especialmente importante restregar bien en los lugares que se ensucian con facilidad, como los canales de agua y los jarros de flores. Los mausoleos budistas (butto) de madera más antiguos deben quitarse de forma cuidadosa y desechados de acuerdo a las instrucciones del templo. Una vez que se ha limpiado la tumba, se realiza un ofrecimiento de agua fresca, incienso y alguna de las exquisiteces favoritas de nuestros antepasados fallecidos. Entonces se le pide al sacerdote del templo que recite un sutra en la tumba y en ese momento unimos nuestras manos en una oración sentida.

Después de la visita al lugar de la tumba, es correcto quitar las ofrendas de comida. A nadie le gusta ver ofrendas estropeadas, además de que son antihigiénicas. También es bueno limpiar la tumba especial para sepulcros que ya no son atendidos por ni

Pagina visitada: global.sotozen-net.or.jp