Miel, salud y un poco de historia…

Hoy el Universo está de fiesta, estamos frente a uno de sus festivales solares más importantes, por lo tanto es de suma importancia alimentarnos con su nectar: La Miel.

Februo (febrero)  significa «limpiarse». Este mes fue nombrado de esta manera ya que en Febrero los romanos realizaban ciertos ritos religiosos, dedicados a Plutón, que tenían como finalidad conseguir pureza.

Cocinando con los Dioses le invita a continuar utilizando las propiedades antibióticas e inmunizadoras de la miel. La apicultura fue otra actividad desarrollada por los Egipcios. Tenían la creencia de que la miel provenía de las lágrimas de «Ra» (Dios Sol), conocían bien de la miel y los derivados de las abejas, sus primeras colmenas pueden verse en pinturas de la época. Cuando los excavadores abrieron las tumbas de los faraones en nuestra era moderna uno de los elementos mortuorios que se encontraron intactos fue vasijas con miel.

Existen evidencias de que los Egipcios utilizaban la miel y la cera como elementos de belleza para la piel o el cabello por sus propiedades humectantes. Y les incluían como sustancias esenciales en el proceso de momificación.

En Grecia en un pasaje de La Iliada, Homero nos habla de néctar y ambrosía como alimento de los dioses y que confiere la inmortalidad. Si bien habitualmente el néctar era la bebida y la ambrosía la comida de los dioses, se cree que originalmente ambos términos no estaban diferenciados.  Y no debemos olvidar que la miel se forma del néctar que toman las abejas como alimento.

Para los Griegos las abejas ejercían una verdadera fascinación y su origen misterioso inspiró la leyenda de Aristeo.

Aristeo, hijo del dios Apolo, poseía un colmenar. Pero quiso seducir a Eurídice, mujer de Orfeo, y ésta, escapando a sus proposiciones, murió de una picadura de serpiente. Orfeo para vengarse, destruyó el colmenar de Aristeo. Para calmar la ira de los dioses enojados por su falta, Aristeo sacrificó cuatro toros y cuatro novillos: de sus entrañas salieron nuevos enjambres gracias a las cuales Aristeo pudo reconstituir su colmenar y enseñar la apicultura a los hombres.

Propiedades de los Alimentos:

La Jalea Real es una sustancia prodigiosa, posee innumerables nutrientes, en su  composición podemos encontrar casi un 60% de agua, azúcares, proteínas, lípidos y ceniza. Contiene vitaminas B1, B2, B6, B5 (en gran cantidad), B8, E y PP, y ácido fólico. Tiene, además, antibióticos, gammaglobulina, albúminas, y aminoácidos.  Además minerales como hierro, oro, calcio, cobalto, silicio, magnesio, manganeso, níquel, plata, azufre, cromo y zinc.

Entre las propiedades de la Jalea Real más reconocidas se encuentra como energética y estimulante del sistema nervioso, mejora la oxigenación cerebral, regulariza los trastornos digestivos, aumenta la resistencia al frío y la fatiga. Debido a que se deteriora rápidamente, debe ser conservada a bajas temperaturas de entre 0 y -2º C y en recipientes opacos que impidan el paso de la luz. Estimula el sistema inmunitario haciendo más rápida la proliferación de linfocitos. Retarda el proceso de envejecimiento de la piel y mejora su hidratación y elasticidad, aumentando la vitalidad, la longevidad. Incrementa el contenido de hemoglobina, leucocitos y glóbulos rojos en la sangre.

El propóleos tiene materias colorantes, los flavonoides, que son las más activas en la función antiséptica. Además de esta sustancia, contiene resinas y bálsamos (un 50%), cera de abeja (un 30%), aceites esenciales (un 10%), polen y diversos materiales minerales: aluminio, plata, bario, boro, cromo, cobalto, estaño, hierro y muchos otros. También contiene provitamina A y vitaminas del grupo B, especialmente B3.

Las abejas sin aguijón de la Tribu Meliponini recubren todo el nido de cría con un involucro (lámina o membranas) fabricado con cerumen que es una mezcla de propóleos y cera. Con betumen cierran las aberturas donde confinarán la colonia en los troncos siendo el mismo una mezcla de propóleos pegajoso mezclado con barro también es denominado geopropóleos.

Entre las propiedades medicinales que se le reconocen a este producto están:

Antibióticas (bactericida y fungicida), antivirales, antitumorales, cicatrizantes, antiinflamatorias, analgésicas, antialérgicas, epitelizantes, anestésicas, inmunoestimulantes.

La miel posee numerosas propiedades tanto terapéuticas como nutricionales. De hecho en la antigüedad lo utilizaban como cura para enfermedades y como moneda.

Este prodigioso alimento es tan efectivo como medicamento porque es de fácil asimilación debido a que posee hidratos de carbono de cadenas cortas. Facilita la digestión y asimilación de otros alimentos: en el caso de los niños facilita la asimilación de calcio y magnesio.

Posee mayor poder edulcorante que el azúcar. Mejora la conservación de los alimentos. Es suavemente laxante (regulariza el funcionamiento intestinal).

Posee propiedades sedantes (favorece la absorción de triptofano que es precursor de la serotonina). Es antihemorrágica, antianémica, antiséptica, antitóxica, emoliente y febrífuga. Mejora el rendimiento físico, especialmente, en los deportistas y estimula el vigor sexual.

Se utiliza para el tratamiento de faringitis, laringitis, rinitis, gripes, estados depresivos menores, úlceras, gastritis, quemaduras, entre otras. Es utilizada para el tratamiento de personas que padecen astenia o estados de cansancio tanto en la esfera física como psíquica y en la desintoxicación de alcohólicos.

Estimula la formación de glóbulos rojos debido a la presencia de ácido fólico. Estimula la formación de anticuerpos debido al ácido ascórbico, magnesio, cobre y zinc.

Tips para saber si la miel que consume es pura: Coloque una gota de miel en una cuchara y acérquela al fuego, si se forman grumos, una especie de espuma blanca o si la miel se deshace completamente de forma rápida  es señal que está adulterada con agua. Otra opción es tomar media cucharadita de miel y se le añade cinco gotas de yodo. Si se observa que el color de miel se convierte en color gris-rojo-azulado o si adquiere el color de la piel es que la miel ha sido mezclada con harina. O para saber si la miel ha sido mezclada con jarabe mezcle media cucharadita de miel con una cucharadita de agua en un recipiente de cristal y se mezcla todo con 15 cm3 de alcohol de quemar. Si esta mezcla se vuelve lechosa significa que la miel está mezclada con jarabe y por lo tanto no tiene el valor medicinal y terapéutico que la miel pura.