Siembra semillas de luz

0
68

Hoy en Cocinando con los Dioses en el día Perdido en el Tiempo y en la víspera del Año Nuevo Maya, vamos a apropiarnos de la luz y la fuerza de las luminarias del Universo con recetas energéticas para conectar con la cultura Maya, rendiremos tributo a sus grandes aprendizajes y legados para la historia.

El maíz (Zea mays L.) es el elemento que trasciende el espacio cósmico del mito y el marco cronológico de la historia que viene a insertarse en la vivencia diaria de los mayas actuales. “Cultura del maíz”, como se le ha llamado, la de los pueblos mayas no solo elevó a este cereal al rango de divinidad en la época prehispánica sino que continúa adjudicándole forma humana aún en nuestros días.

Hablar de la alimentación de los mayas es hablar de una dieta centrada en el maíz. Este cereal formó la base de la nutrición de las etnias componentes de la familia maya, como de prácticamente todas las otras que conformaron el área hoy conocida como Mesoamérica.

Nal del Dios del Maíz
La cosmogonía maya atribuye la génesis del hombre americano a una masa de maíz amarillo y blanco con que se conformaron los órganos locomotores de criaturas dotadas de inteligencia, las que constituyeron la cúspide de un arduo proceso de creación antecedido de numerosos intentos fallidos.

Hoy nuestra Receta es sencilla y te tomará poco tiempo…

Necesitarás:
Granos de Maíz.
Tierra fértil.
Amor.
Y pensamientos positivos en tu mente.

Procedimiento:
Toma la tierra fértil y tócala con tus dedos, abónala con pensamientos positivos y siéntete parte de ella, es muy importante que le pidas permiso a la tierra para utilizar sus nutrientes y su fuerza para echar raíces en tu vida. Acto seguido abre un hueco en su interior y agrega los granos de maíz imaginando que estás sembrando semillas de luz en tu vida, en tu camino y en tu corazón.

Para cerrar el proceso, di “lo siento, perdóname, gracias, ¡Te amo!
Toma infusiones de las barbas del maíz durante todo el día.
Según la sabiduría popular:
Una tizana hecha con las barbas del maíz es un excelente diurético cuando existe retención de líquidos. Con este fin, se debe cocinar de 2 a 3 minutos 3 cucharadas de barba de maíz en un litro de agua y se toma 3 tazas veces al día.
Un té hecho con las barbas del maíz da “Fuerza y Poder”

Una infusión hecha con las barbas del maíz nos ayuda a recuperar nuestra identidad cuando ha sido manipulada por otros, permitiendo que las bendiciones de nuestros antepasados lleguen hasta nosotros con la única condición de nuestra PRESENCIA y conexión con nuestra energía ancestral mientras la bebemos.

Nota: Bendice tus alimentos no desde la oración sino desde la sensación, es decir a través de los sentidos. Recuerda que al bendecir los alimentos estas elevando su frecuencia!