Tu estómago te habla, ¡escúchalo!

avena

avena Víctor Hugo dijo alguna vez, “Dios encomienda a la indigestión la tarea de hacer moral en los estómagos”.

No hay nada más cierto que esta afirmación, y es que nuestro cuerpo y en especial nuestro estómago es tan noble que nos indica con su mal funcionamiento que debemos depurar, sanar o cambiar “algo” en nuestra forma vivir. Pregúntate, ¿Sufres de indigestión? ¿Alitosis? ¿Estreñimiento? ¿Obesidad?

Científicamente se ha demostrado que las enfermedades tienen una raíz muy profunda que proviene de alguna emoción que no se ha canalizado debidamente. Astrológicamente, la Luna rige el estómago y los procesos digestivos, y causalmente a su vez las emociones. En éste momento, hay un Stelium de planetas en Cáncer, así que es mejor prestar atención a lo que nuestro estómago nos dice, a las emociones reprimidas o al estrés.

Louise Hay, asegura que las dolencias en el estómago provienen de la incapacidad de digerir las ideas, o por miedo a los cambios. Ahora, si sufres de estreñimiento también se involucra el intestino, y seguramente es porque hay algo que no estás desechando emocionalmente”, chequea si es apego al pasado, o la negativa de renunciar a viejas ideas…

Tu estómago te habla, ¡escúchalo!

Hace dos días atrás en Cocinando con los Dioses iniciamos un especial para sanar en el que les he recomendado los Prebióticos y los Probióticos, hoy cerraremos este ciclo con los Simbióticos…

La combinación de prebióticos con probióticos se ha definido como simbiótico, la cual beneficia al huésped mediante el aumento de la sobrevivencia e implantación de los microorganismos vivos de los suplementos dietéticos en el sistema gastrointestinal.

Los prebióticos constituyen el sustrato fundamental (el “alimento”) de las bacterias probióticas.

Aún está poco estudiada esta combinación, que podría aumentar la supervivencia de las bacterias en su fase de tránsito intestinal y por tanto, aumentaría su potencialidad para desarrollar su función en el colon. Se ha descrito un efecto sinérgico entre ambos, es decir, los prebióticos pueden estimular el crecimiento de cepas específicas y por tanto contribuir a la instalación de una microflora bacteriana específica con efectos beneficiosos para la salud. Un ejemplo de este sinergismo lo constituye la relación de la cantidad de fibra dietética en la dieta con la microflora intestinal: una dieta pobre en fibra puede producir cambios en la ecología de la microflora intestinal y una disminución en la población de Lactobacillus con aumento de bacteroides capaces de desdoblar los ácidos biliares secundarios en compuestos carcinogénicos, como el deshidronorcoleno y el metilcolantreno.

La composición de la flora intestinal puede ser modificada por la ingesta de alimentos suplementados con prebióticos, probióticos o ambos (simbióticos).

Será importante profundizar en aquellas cepas de bacterias ácido-lácticas que mejores beneficios reporten en una enfermedad determinada y la dosis efectiva para tales propósitos. Se debe tratar de que lleguen al intestino en cantidad suficiente como para implantarse y colonizar su superficie.

Es un compromiso el desarrollo de alimentos funcionales que aporten carbo-hidratos no digeribles (alimentos con un alto contenido en fibras) que puedan proporcionar cantidades óptimas de sustrato para la nutrición y desarrollo de las bacterias del colon, activando la producción de AGCC, ácido láctico y energía (hasta el 30 % de las necesidades energéticas de una persona sana).

Receta del Día

En mi caso prepararé un delicioso plato de Avena, este es un alimento que tiene la propiedad de sanar nuestra memoria genética, y ayudar a nuestro sistema digestivo… También puedes tomar agua de avena.

Avena caliente con miel y canela

avena caliente con miel y canelaIngredientes:

  • 500ml de leche.
  • 3 cucharadas soperas de miel.
  • Un palo de canela.
  • 100gr de avena (La cantidad puede variar según tu gusto, si te gusta espesa agrega un poco más).

Preparación:

Pon a hervir la leche con la miel y la canela. Cuando entre en ebullición añade la avena y remueve constantemente hasta que la avena se ablande. Sirve en platos.

Imágenes: webmd.com; quakeroats.com
Fuentes consultadas: ehowenespanol.com; milex.com.do; geosalud.com