A los pies de Géminis

i1.wp.com.1.1

i1.wp.com.1.1El cúmulo estelar M35 está en el oriente al caer la noche, a los pies de Géminis. A pesar de que el cúmulo está a más de 2,500 años luz de distancia, bajo cielos oscuros es observable a simple vista como un parche borroso de luz. Unos binoculares mejorarán la vista.

Dos cúmulos estelares abiertos en la Constelación de Géminis. M35 y NGC 2158, vecinas en nuestra Vía Láctea, y contienen unas 2.500 estrellas cada uno, según indicó APOD.

Estos cúmulos estelares pueden estar distintas o lejanos, ser jóvenes o antiguos, extendidos o compactos, como puede distinguirse en la imagen de Willasch. Como ocurre con las formaciones estelares, el color azul nos muestra la presencia de estrellas jóvenes, nacientes o en formación, mientras que del amarillo al rojizo podemos advertir que se trata de estrellas antiguas o en vías de extinción.

Así, M35, arriba a la izquierda, está relativamente cerca de nosotros, a 2.800 años luz de distancia, y es un cúmulo relativamente joven, de unos 150 millones de años, con unas 2.500 estrellas distribuidas en un espacio difuso de 30 años luz de ancho.

También puede observarse, otro cúmulo más compacto, NGC 2158, que está cuatro veces más lejano que M35, es unos 10 años más antiguo, y como se aprecia es mucho más compacto, si bien tiene casi la misma cantidad de estrellas que aquel.

Cúmulo abierto M35

Messier 35 (también conocido como M 35, o NGC 2168) es un cúmulo abierto en la constelación de Géminis. Fue descubierto por Philippe Loys de Chéseaux en 1745 y redescubierto independientemente por John Bevis antes de 1750.

M35 contiene varios cientos de estrellas (Ake Wallenquist ha contado 120 con magnitud aparente superior a 13) dispersas en el área que cubre la luna llena (28 arcmin). El Sky Catalogue 2000.0 y la primera edición de Uranometría 2000.0 conceden 200 miembros. A una distancia de unos 2800 años luz de la Tierra corresponde a un diámetro de cerca de 24 años luz. El cúmulo tiene una edad de entre 95 y 110 millones de años y contiene algunas estrellas que ya han abandonado la secuencia principal, entre las que se incluyen varias gigantes amarillas y naranjas de tipo espectral G tardío o K temprano. Su tipo Trumpler es III 3 r, y se aproxima a nosotros a razón de 5 km/s.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, notaspampeanas.com, es.wikipedia.org
Imagen: notaspampeanas.com