Alkaid, inicío su travesía.

0
321
La cola de la Osa

AlkaidLa estrella en la punta del mango de la Gran cacerola, Alkaid, está a 100 años luz de distancia, así que la luz que usted ve de la estrella esta noche comenzó su travesía en 1910. Alkaid es mucho más grande, más brillante y más pesada que el Sol, y tiene un color más azul.

La Cola de la Osa
Las colas de los osos son cortas, excepto la de la gran osa del cielo, Ursa Majoris. Su cola se estira por el cielo, y forma parte del Gran Cazo, o Carro.

La cola acaba en una estrella llamada Alkaid. Aunque muchas de las estrellas visibles sin instrumentos ópticos son más grandes, más pesadas o están más lejos que Alkaid, hay pocas más calientes. Su superficie es muchos miles de grados más caliente que la del Sol, y tiene un brillo blanco con tonalidades azul claras.

Alkaid es tan caliente porque su masa es unas seis veces mayor que la del Sol. Como resultado, la estrella consume el combustible de hidrógeno de su núcleo mucho más deprisa que el Sol. Con ello, produce más energía que el Sol, y calienta las capas exteriores de Alkaid a temperaturas más altas.

Debido al calor extra, Alkaid brilla con fuerza no sólo en longitudes de onda visibles con nuestros ojos, sino también en longitudes de onda ultravioletas. La suma de todo esto representa una emisión de energía unas 700 veces superior a la del Sol, haciendo que se vea a cien años luz.

Alkaid está baja en el nordeste al anochecer, pero circula por el norte durante la noche, marcando «la punta de la cola» de la gran osa celeste.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba…es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.