Demos un vistazo a la Vía Láctea.

0
507
Via Lactea

Via LacteaUn vistazo a la Vía Láctea bajo cielos oscuros revela no sólo su banda brillante de luz, sino también algunas grietas oscuras a lo largo de ella. Son franjas de polvo que bloquean la luz de las estrellas detrás de ellas, justo cómo nubes gruesas en el cielo bloquean al Sol de la vista.

 

El Sistema Solar

Nuestro sistema solar es un barrio pequeño y selecto dentro de la vasta galaxia de la Ví­a Láctea. Consta de una estrella, ocho planetas, numerosas lunas e incontables objetos más pequeños. Hasta la fecha, no hemos visto nada igual. Ningún otro sistema solar conocido es tan variado como el nuestro, y no hay evidencia de que haya vida en ninguno.

El sistema solar nació hace cuatro mil quinientos millones de años, cuando una nube de gas y polvo se colapsó para formar el Sol. Un disco de «sobras» dio origen a los planetas. Un anillo de desechos rocosos entre Marte y Júpiter forma el cinturón de asteroides. 

El planeta oficial más distante es Neptuno. De promedio, está unas 30 veces más lejos del Sol que la Tierra. Pero no marca el lí­mite del sistema solar.

Un vasta «burbuja» magnética generada por el Sol se extiende mucho más allá de la órbita de Neptuno. Más allá está el Cinturón de Kuiper, con forma de rosquilla y que contiene miles de millones de cometas helados. Su miembro más destacado es Plutón.

Pero el sistema solar no acaba allí­. Hay un «caparazón» de cometas que rodea el sistema solar. Puede que se extienda hasta la mitad de camino hacia siguiente sistema estelar.

De vez en cuando, uno de sus cometas es desviado hacia el Sol. Al pasar por él, le sale una cola larga y brillante. Durante un tiempo, se convierte en uno de los miembros de nuestro vecindario: el sistema solar.

 

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

 

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.

Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…

Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes consultadas: universoonline.org.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí