Marte y Espica brillan juntos

la lñuna y espicaEl planeta Marte se ve como una brillante estrella anaranjada bastante alto en el sureste mañana a primera luz. La estrella Régulo está a su derecha superior, con la estrella Espica como a la misma distancia hacia su izquierda inferior.

Marte fue un planeta similar a la Tierra

Hace miles de millones de años, cuando los planetas de nuestro sistema solar todavía eran jóvenes, Marte era un mundo muy distinto. El agua líquida fluía a través de extensos ríos que desembocaban en lagos y mares poco profundos. Una gruesa atmósfera cubría el planeta y lo mantenía cálido. En este acogedor ambiente, los microbios vivientes podrían haber encontrado un hogar, iniciando así un camino para que Marte se convirtiera en el segundo planeta con vida cerca del nuestro.

Pero así no sucedieron las cosas.

En la actualidad, Marte es muy frío y seco. La delgada y rala atmósfera del planeta proporciona una escasa cubierta para una superficie marcada por lechos de ríos secos y lagos vacíos. Si los microbios marcianos todavía existen, probablemente lleven una vida lamentable, en algún lugar debajo del polvoriento suelo de Marte.

marte y la tierra¿Qué sucedió? Esta inquietante pregunta ha perturbado a los científicos durante mucho tiempo. Para hallar la respuesta, la NASA está enviando un nuevo orbitador a Marte, llamado MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution, en idioma inglés o Atmósfera de Marte y Evolución de Materiales Volátiles, en idioma español).

“El objetivo de MAVEN es descubrir qué procesos fueron responsables de esos cambios en el clima marciano”, dice Bruce Jakosky, quien es el investigador principal de MAVEN, en la Universidad de Colorado, en Boulder.

El lanzamiento de MAVEN ha tenido lugar el 18 de noviembre de 2013 y su llegada a Marte se espera para septiembre de 2014. MAVEN está equipado con instrumentos destinados a estudiar la atmósfera superior de Marte. Y allí es donde muchos investigadores creen que yace la respuesta.

Auroras Underfoot (signup)

La única manera en que Marte podría haber sido un lugar húmedo y cálido hace 4 mil millones de años es que tuviera una atmósfera gruesa. El CO2 de la atmósfera marciana es un gas de efecto invernadero, igual que lo es en nuestra propia atmósfera. Una gruesa capa de CO2 y otros gases de efecto invernadero podrían haber proporcionado las temperaturas más cálidas y una mayor presión atmosférica necesarias para evitar que el agua líquida se congelara o hirviera.

Pero algo provocó que Marte perdiera esa capa. Una posibilidad es el viento solar. A diferencia de la Tierra, Marte no está protegido por un campo magnético global. En cambio, tiene “paraguas magnéticos” esparcidos alrededor del planeta, los cuales protegen solamente una parte de la atmósfera. La erosión de las áreas expuestas, provocada por el viento solar, podría haber “pelado” la atmósfera a través de miles de millones de MAVEnaños. Las mediciones de isótopos, llevadas a cabo recientemente en la atmósfera marciana por el vehículo explorador todo terreno de Marte, llamado Curiosity (Curiosidad, en idioma español), avalan esta idea: los isótopos livianos de hidrógeno y argón se agotan, en comparación con sus contrapartes más pesados. Esto sugiere que han flotado hacia el espacio…

MAVEN será la primera misión a Marte diseñada con el fin de ayudar a los científicos a entender el actual escape de CO2 y de otros gases hacia el espacio. La sonda orbitará Marte durante al menos un año terrestre. En el punto bajo de la órbita elíptica, MAVEN estará 125 kilómetros por encima de la superficie; su punto alto será a más de 6000 kilómetros en el espacio. Los instrumentos de MAVEN rastrearán iones y moléculas en esta amplia sección transversal de la atmósfera de Marte con el fin de documentar por completo el flujo de CO2 y otras moléculas hacia el espacio, por primera vez.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo. Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo… Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, es.wikipedia.org, larepublica.pe
Imagen: misionesonline.net