El Sol Cruza el ecuador celeste

La primavera llega al hemisferio norte cuando el Sol cruza al Ecuador celeste, el cual es la proyección del Ecuador de la Tierra en el cielo, de sur a norte. Ese momento es conocido como el equinoccio vernal.

Se denomina equinoccio al momento del año en que los días tienen una duración igual a la de las noches en todos los lugares de la Tierra. La palabra equinoccio proviene del latín aequinoctĭum y significa «noche igual».

Ocurre dos veces por año: el 20 ó 21 de marzo y el 22 ó 23 de septiembre de cada año, 3 épocas en que los dos polos de la Tierra se encuentran a igual distancia del Sol, cayendo la luz solar por igual en ambos hemisferios.

Para la astrología es el comienzo de un nuevo año. La iglesia católica festeja la pascua el domingo siguiente a la luna llena posterior al equinoccio.

Desde los Zoroastristas, los masones, los rosacruces, los judíos, los chinos, los celtas y todas las religiones del planeta de todos los tiempos aceptan que esta fecha es un punto de inflexión en lo espiritual. Cambia el eje terrestre e influye en la mente de la gente.

Para los antiguos teutones representaba la primavera, la diosa Eostre, para los celtas Ostara, de allí viene easter por pascuas, y se dibujaba como un conejo por la fertilidad. Porque empezaba la fertilidad del calor y era la representación del fin del frío.

El comienzo de un nuevo ciclo vital. De easter deviene la palabra estrógeno, hormona femenina.

El huevo de pascua simboliza el huevo cósmico de regeneración y que la vida continúa.

Los antiguos escépticos creían que los dioses de la vida luchaban contra los dioses de la muerte y la primavera simbolizaba que los dioses buenos habían ganado, pero para ello debían descender al infierno de los dioses malos.

Para los judíos el equinoccio vernal era considerado como una fecha seria donde uno debía pleitesía a la naturaleza y era etapa de depuración, de ahí el ayuno y no consumo de grasas.

Los antiguos egipcios celebraban la pascua (paso, transito) siendo la pascua hebrea un reflejo de la festividad egipcia.

Los babilonios lo festejaban durante 11 días y le llamaban Marduk.

En china se lleva a cabo el culto a los antepasados en el equinoccio.

Para la magia celta es fecha especial para rituales de fertilidad de personas y animales, también por supuesto de cosechas.

El equinoccio vernal puede empezar a festejarse desde el 19 de marzo hasta el 26 de marzo con rituales de plenitud y abundancia. Como los de la diosa Lakshmi, diosa de la providencia de la india.

En Inglaterra se festejó este día como comienzo de año durante siglos al igual que en Francia.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo” … El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.

Imitar lo observado nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.