La vía láctea… Nuestro Hogar!

observatorio 1.1La Vía Láctea se arquea alta por encima de la cabeza en las noches de diciembre. Esta débil banda pasa desde la Cruz del norte, la cual está en el oeste, hacia Casiopea con forma de una W alta por encima de la cabeza, hasta cerca de la cara de Tauro, el toro, en el este[1Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.].

La Vía Láctea es nuestro hogar en el Universo en una escala más grande que sólo nuestro planeta o sistema solar. Prácticamente todo lo que vemos a simple vista en el cielo nocturno es una parte de la Vía Láctea, a excepción de unos pocos objetos visibles extragalácticos, como M31, la galaxia de Andrómeda. La Vía Láctea es una isla de cientos de miles de millones de estrellas, gas y polvo se mantienen unidas por la gravedad para formar un disco gigantesco que está rodeado por un halo de cúmulos globulares, que son pequeños grupos esféricos de estrellas.

En una noche clara, podemos ver a la banda de la Vía Láctea en el cielo, la luz difusa que se extiende desde un extremo a otro. Esta banda de luz se compone de un gran número de estrellas que los telescopios pueden escoger como individuos, sino que nuestros ojos no pueden. Este es nuestro punto de vista de los miles de millones de estrellas que forman el disco de nuestra galaxia, desde un punto de vista en el interior del disco, alrededor de dos tercios de la distancia desde el centro de la galaxia hasta el borde del disco. Hay manchas oscuras en la banda de la luz, debido a las oscuras nubes de materia interestelar. Los radio telescopios pueden ver a través de estas nubes de polvo y han demostrado que el material en nuestra galaxia se distribuye en un disco con brazos espirales de material de arrastre a través. Nuestra galaxia tiene un abultamiento de estrellas en el centro, en el que se puede estar de un agujero negro gigante en el centro. El centro galáctico se encuentra en la dirección de la constelación de Sagitario.

Las estrellas en el disco de la galaxia órbita alrededor del centro de una manera similar a la manera en la que los planetas orbitan alrededor del sol. La velocidad de cada estrella depende de su distancia desde el centro. El Sol se mueve a unos 250 km / s en su órbita, y se necesita 225 millones años en completar una revolución alrededor del centro. El estudio de la forma en que la órbita de estrellas da detalles del campo gravitacional de la galaxia y en última instancia revela su masa. Esta masa total es de alrededor de 1 billón de veces la masa de nuestro Sol, que es aproximadamente 10 veces la masa de todas las estrellas visibles en la Vía Láctea juntos. Esta masa que se desconoce el paradero de una fuerte evidencia de que existe la materia oscura en nuestra galaxia, la materia que está afectando al campo gravitacional de la galaxia, pero no es visible para nosotros.

Mitología

  • observatorio 2.2En todas las culturas aparecen mitos y leyendas relacionados con la Vía Láctea, esa mancha blanquecina que vemos en el cielo nocturno.
  • En España, desde el siglo XII, corre la bellísima leyenda -pero gran falacia astronómica- que afirma que el camino de Santiago, ritual de peregrinación antiquísimo, sigue la “Misma orientación” -de Este a Oeste- que la propia Vía Láctea y que fue el propio Apóstol Santiago quien se le apareció a Carlomagno y le comunicó que siguiendo la Vía Láctea los caminantes podrían llegar a su destino en Santiago de Compostela, Galicia.
  • En nuestra cultura occidental pervive el mito griego acerca de la leche que la diosa Hera derramó por el cielo al apartar de sí al niño Heracles, que le mordió el pezón mientras ella lo amamantaba.
  • Los siberianos dicen que la Vía Láctea es un enorme costurón en el cielo.
  • Los lapones creen que son las huellas de un dios cazador que va tras su presa: un oso polar celeste.
  • Según una leyenda armenia la mancha blanquecina del cielo es el rastro de un héroe que en un invierno frío, robó paja de los dioses para entregarla a los humanos y dejó la huella por donde la arrastró.
  • Para los celtas la Vía láctea es la cadena de su dios Lugh.
  • Los mayas, explicaban que la Galaxia es una serpiente emplumada que vomita por su boca todos los planetas y cuerpos celestes.
  • Algo parecido a lo que hacía la diosa egipcia Nut, que se tragaba al sol por la noche, para parirlo por la mañana.

En fin, que en todas las tradiciones tiene un origen divino y es un lugar de paso, que lleva desde un plano a otro del Cosmos, de la tierra al Cielo. Es el camino de los místicos, de los exploradores, del gran viaje del espíritu, el que lleva de un nivel a otro de la psique.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… Es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… Son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, curious.astro.cornell.ed, astrologosdelmundo.ning.com
Imagen: richardbell.net, science.howstuffworks.com