No le hará falta un telescopio para ver Las Leónidas

lluvia deestrellasLa Luna se asomará a la vista en el suroeste poco después de la puesta del Sol esta noche. Apenas es una creciente, y sin embargo, la mayor parte de su parte «oscura» está iluminada por el brillo de la Tierra, el cual es luz solar reflejada por la Tierra.

Las Leónidas y cómo observarlas

Cada año, alrededor del 16 al 18 de noviembre, los astrónomos aficionados dirigimos nuestras miradas hacia la constelación Leo, el León, elevándose luego de la medianoche sobre el horizonte del Este, con su brillante estrella de primera magnitud, Regulus, el Corazón del León, y su conocido asterismo de estrellas llamado El Anzuelo. Tratamos de observar la periódica lluvia de estrellas conocida como las Leónidas.

Pronosticar meteoritos es todavía una ciencia inexacta pero lo experto indican que claramente hay una gran posibilidad que se materialice una excelente “lluvia” de leónidas en 2009, en una tasa muy superior a cualquier otra lluvia periódica de estrellas.

En principio en todo el planeta se podrá observar el evento, al menos como una notable lluvia de estrellas. El asunto es que la cinta de material que sigue al cometa está conformada por racimos irregulares de meteoroides; así que algunos lugares de la Tierra pueden verse más favorecidos que otros, por lo que tratar de predecir la hora y el sitio exacto de la tormenta no es sencillo. Afortunadamente las condiciones de observación para las fechas previstas son muy favorables por la ausencia de la Luna.

Planee sesiones de observación las noches del 15, 16, 17 y 18 de noviembre. No se necesita ningún equipo especial para observar las lluvias de estrellas. Sí es importante, claro está, escoger un sitio de observación lejos de la interferencia de las luces de las ciudades o de los automóviles. Ubíquese lo más confortablemente posible en un sitio despejado sin obstáculos como árboles o edificios. Sillas confortables, mantas, alimentos, bebidas y cámara de fotos son esenciales.

La constelación Leo y su radiante de leónidas se elevaran en el horizonte del Este luego de la medianoche y transitaran a lo largo de la boveda celeste hasta el amanecer. No mire directamente hacia el radiante, en donde los meteoritos tendrán estelas cortas. Observe hacia unos 45º fuera del radiante, aunque en realidad una estrella fugaz puede aparecer en cualquier parte del cielo. Cuando vea un meteorito, prolongue su trayectoria y registre si intercepta el radiante. Si lo hace, es una leónida. En caso contrario es un meteorito esporádico.
Fuente: Observatorio McDonald, Nasa

¿Cuántas veces usted se detiene a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerde el axioma que dice “Como es arriba…es abajo”…

El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70%
con la energía del Universo…
Emular
lo observado nos convierte en la energía.