Afirmación Del Día 15-09-2019

Preparándonos para el equinoccio… Cuenta regresiva

Recordemos que la naturaleza se recoge y en una aparente muerte, se prepara para descansar y renacer. Los árboles se despojan de sus hojas y nos invitan a soltar lo viejo para poder recibir lo nuevo.

El equinoccio marca el final del verano, la estación de la plenitud, por lo que, a partir de ahora, y hasta el solsticio de invierno, los días serán más cortos. La luz comienza su viaje de regreso a la oscuridad. Pero esta fecha es también el inicio de una segunda cosecha para muchos productos de la Tierra. De ahí que desde la Antigüedad los pueblos agrícolas hayan multiplicado los rituales en torno a ella para darle la bienvenida y atraer una nueva prosperidad.

En los equinoccios el Sol sale exactamente por el Este y se pone exactamente por el Oeste, estando en el ecuador justo en el mediodía, durante el equinoccio nuestro cuerpo no hace sombra por unos momentos, y el sol aparenta ser una corona o una aureola sobre nosotros, coronándonos como reyes o iluminándonos. Esto debería ser apreciado como símbolo de vernos sin sombras, sin miedos, dotados de claridad emocional.

Los equinoccios son considerados por las culturas indígenas como un hito religioso, es decir, tal como sugiere la palabra religión – re-ligare – volver a enlazar con “el Creador” o el “Espíritu universal”, la esencia de ser en comunicación íntima con la naturaleza que conecta con la inteligencia universal.

Este es un momento propicio para reflexionar sobre el principio y el final de todo. Recuerda que el apego al pasado impide la llegada de lo nuevo. No tengas miedo al cambio. Y tal y como dije al principio “Recuerda que la naturaleza se recoge y en una aparente muerte, se prepara para descansar y renacer.”

https://www.cuandopasa.com/index.php?v=v27888f