¿Y si fuéramos de maíz?

Los relatos míticos otorgan al maíz el papel de protagonista, le concibe dones y lo convierte en dioses, dándole así el valor de una planta sagrada.

Son los dioses los que al ir ensayando sus múltiples creaciones lograron encontrar al fin la solución que los llevó a la creación de una humanidad perfecta y un alimento perfecto. El mito de la creación del hombre por los dioses está señalado en los relatos mayas de las tierras altas de Guatemala, registrados en el Popol Vuh.

El mito señala que el maíz fue dado por los dioses para el consumo del hombre, pero es éste quien tiene que cuidarlo. El maíz surge de la tierra, el hombre tiene que cultivar, atender, alimentar al mismo maíz para que se engrandezca y le aporte sus beneficios.

La teoría de los cuatro elementos dice que todos los fenómenos del universo resultan del movimiento y mutación de las cuatro básicas que son fuego, tierra, aire y agua, elementos que deben estar en armonía para gozar de una buena salud, por lo que los alimentos y las plantas que los contienen se emplean dentro de las recetas y equilibran estos elementos dentro del cuerpo.

Elemento Fuego: El elemento fuego nos trae la fuerza, la valentía, el coraje y la pasión por la vida. Es la energía en acción que nos motiva a levantarnos cada mañana y comenzar a trabajar. El fuego interior nos impulsa a buscar nuevos caminos, a enfrentar nuevos retos y correr riesgos.

El fuego tiene capacidad para calentar y ascender. Las llamas además de calentar se dirigen hacia arriba, tienen movimiento de ascenso.

El elemento fuego rige las proteínas del cuerpo y con ellas la actividad, la acción.

Los alimentos ricos en proteínas son: las carnes (Pollo, pavo, res, salmón, bacalao, sardinas), leche descremada, yogurt, quesos, huevos, mariscos.

El elemento fuego está asociado a los alimentos con un fuerte sabor, como el jengibre, el chile picante o la pimienta, estos alimentos son considerados como potentes afrodisíacos, son ricos en el alcaloide capsiacina, que si bien aumenta el fuego, disminuye la sensación de calor, estimula la imaginación y el apetito sexual.

Tip: Cocina pimientos al grill, directamente cocidos con las llamas del fuego.

La tierra nutre y sustenta. Acoge las semillas y las nutre para hacerlas crecer.

El elemento tierra rige las grasas del cuerpo, las cocciones prácticas y con ellas las menos sanas.

Algunos alimentos ricos en grasas son: mantequillas, aceites, tocineta, carne de cerdo, chorizo, entre otros.

Tip: Puedes comer raíces, energéticamente ellas vienen de la tierra y son más beneficiosas que las grasas.

El Aire purifica y transforma.

El elemento aire rige los carbohidratos, y los alimentos que benefician el intelecto.

Los alimentos que pertenecen a este elemento son las pastas, el arroz, el plátano, entre otros.

Una de las formas de alimentarse de este elemento conjugado con el agua y el fuego es a través de la rapidez en las inspiraciones y espiraciones, procura intercalar 4 inspiraciones suaves y 4 fuertes, por lo menos unas 4 veces al día.

Tip: Para conectar con la fuerza de este elemento nada mejor que tomarlo directamente, haz respiraciones completas durante el día, inspira y expira con mucha presencia.

Elemento Agua: Es el elemento de los sentimientos, las emociones, el amor, los sueños, el inconsciente y el poder de la intuición. El elemento agua está relacionado con la inspiración espiritual, con la meditación y la imaginación creativa. La literatura, los cuentos y la pintura nos ayudan a entrar en contacto con el elemento agua, percibiendo la realidad de diferentes maneras.

El agua tiene características de descenso, humidificación y enfriamiento. El agua tiende a filtrarse y caer por ello su movimiento es de descenso. El agua moja y humedece y además puede enfriar.

El elemento agua rige el contenido líquido del cuerpo y el mundo emocional, es muy importante mantener un buen ciclo de agua en el cuerpo para facilitar la fluencia de energías.

Sólido: Los alimentos del elemento Agua además del líquido vital, están asociados a las frutas y vegetales, dentro de estos rubros los 5 alimentos con mayor contenido de agua son: La Patilla o Sandía, la Acelga, la Lechuga, el Tomate y el Melón. Bastará con comer unas rodajas de estas frutas con Presencia para conectar con éste elemento.

Tip: Toma 8 vasos como mínimo al día, prepara agua viva y prográmala con pensamientos positivos.

El Agua viva es aquella que es oxigenada de un vaso a otro, preferiblemente en vasos de cerámica.