Teresa Carreño

Teresa Carreno

Teresa_CarreñoFue una pianista, cantante y compositora venezolana nacida en Caracas.  Hoy María Teresa Gertrudis de Jesús Carreño García es considerada un prodigio de la música venezolana en la segunda mita de la década de 1800, pero es ejemplo del refrán que dice “Nadie es profeta en su propia tierra”.

Nació en la Caracas de 1853, caracterizada por un ambiente atraído por lo europeo, su moda y maneras. Su fama como concertista y compositora fue mundial, considerada como la más grande pianista de su época.

Hija de Manuel Antonio Carreño (escritor del celebre «Manual de Urbanidad») y de Clorinda García de Sena y Toro. Inició sus estudios de piano con su padre y los continuó con Julio Hohené. Con apenas 9 años debuto en el Irving Hall teatro de la ciudad de Nueva York un 25 de noviembre de 1862, ciudad donde, en el verano de 1862 la familia se estableció. Ahí recibiría lecciones del famoso pianista norteamericano de origen alemán Louis Moreau Gottschalk (primer pianista en conseguir reconocimiento internacional empleando ritmos y temas latinoamericanos).

TERESA_CARRENOPara la época La Habana, Cuba era una metrópolis en franca expansión en ella pasaría algún tiempo Carreño, para ir luego a los Estados Unidos donde tocó en la Casa Blanca para el presidente Abraham Lincoln en el otoño de 1963. Poco antes había estrenado en Boston su primera composición publicada, titulada «Vals Gottschalk».

Radicada en París para 1866, después de un breve paso por Inglaterra, tocó ante Pedro Roberto José Quidant, Gioacchino Rossini y Frank Liszt, quien propuso darle clases si se trasladaba a Roma, lo que no pudo llevar a cabo por razones económicas. En esta ciudad inició su carrera de concertista que la llevó a visitar todos los países de Europa, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y África del Sur, ejecutando importantes piezas clásicas y románticas, acompañada de las más importantes orquestas dirigidas por eminentes maestros.

En 1873 se casó con el violinista Emile Sauret, En marzo de 1874, en Londres dio a luz a su primera hija Emilita, su hija y esposo partieron a Europa y ella permaneció en America, se divorció en 1875.

Manuscrito de Teresa CarreñoEn enero de 1876, hizo su debut como cantante de una corta pero exitosa carrera, en Nueva York como Zerlina en Don Giovanni de Mozart. Allí conoció a su segundo marido, Giovanni Tagliapietra, un barítono de origen italiano matrimonio del cual quedaron dos hijos, Teresita y Giovanni. Con Tagliapetra fundaría la empresa de conciertos “Carreño-Donaldi Operatic Gem Company”.

Vivó un interludio de distintivo en su carrera viene en 1885-86, cuando volvió por primera y única vez a Venezuela. Allí presento conciertos compuesta por un coro patriótico en honor del nacimiento de Simón Bolívar, logró una compañía de ópera, y ayudó a formular planes para un conservatorio de música, todo en cuestión de meses. Pero un boicot a las óperas presentadas derivó en el fracaso de la temporada de ópera en cuestión.

De regreso a Europa en 1889, Teresa Carreño se desempeñó como solista de la Orquesta Filarmónica de Berlín. Ciudad, donde había fijado su residencia, ya divorciada de su segundo marido 1891, conoce al pianista Eugêne D’Albert con quien se casó se casó el 27 de julio de 1892, divorciándose luego por tercera vez en 1895. Su matrimonio produjo dos hijas, Eugenia y Hertha. Su nuevo fracaso matrimonial llevó Carreño a buscar consuelo en su composición, en este periodo escribió un cuarteto de cuerda (publicado en 1896), y una Serenata para orquesta de cuerdas (Inédita).
Manuscrito de la venezolana Teresa CarreñoDurante los muchos años en que vivó Berlín, su carrera alcanzó mayor exposición y la aclamación. Sirvió como un maestra y se presento regularmente con las principales orquestas europeas, en un repertorio que incluyó muchos de los conciertos del periodo románticos, así como obras menos conocidas. El Segundo Concierto para Piano que MacDowell había dedicado a ella, se convirtió en una de las obras con la que estaba más estrechamente asociada.

En 1902, encontró una unión duradera con Arturo Tagliapietra, el hermano de su segundo marido. Al estallar la Primera Guerra Mundial (1914), inició una gira por España, Cuba y Estados Unidos donde falleció, víctima de un agotamiento general debido a los largos años de excesivo trabajo. Muere en Nueva York, el 12 de junio, a la edad de sesenta y cuatro. En 1919, su único libro, las posibilidades del color del sonido por el uso artístico de los pedales, se publicó, evidentemente había estado trabajando en el para el momento de su muerte.

El Teresa CarreñoEntre sus obras como compositora figuran: Himno a Bolívar; Saludo a Caracas; el vals A Teresita, dedicado a su hija; el Cuarteto para cuerdas en si bemol y el Bal en revé opus 26.

Sus cenizas fueron traídas a Venezuela en 1938, y desde el 9 de diciembre de 1977 reposan en el Panteón Nacional. Hoy se reconoce su nombre como merece y en su honor, el principal complejo cultural de Venezuela lleva su nombre.

A continuación algunas de las piezas de la Pianista y compositora Teresa Carreño y otras obras de Lizt, Shubert y Chopin, que llegan a ustedes gracias a la novedosa y avanzada técnica de grabación de su época, el rollo de papel perforado.

Ballade Op. 15 for piano by T. Carreño

T. Carreño plays Chopin Ballade No. 1 in G minor Op. 23

T. Carreño – Un sueño en el mar

T. Carreño – La cesta de flores

T. Carreño plays Schubert-Liszt