Esfera de Júpiter en el Tercer camino.

0
214
Las 13 Esferas del Ser

Las 13 Esferas del SerTercer Camino

La Esfera de Júpiter1 en el “Tercer camino”.

En la Esfera I de Júpiter enfrente la  “tentación”.

En la Esfera II de Júpiter camine hacia él.

En el primer camino Júpiter nos manipula. En el segundo camino nos encandila. En el tercer camino nos chantajea…

Júpiter es LA ABUNDANCIA disfrazada de ella misma…

Él representa las fronteras en todos los sentidos, por eso la búsqueda de Dios la emprendemos en su territorio, por eso bajo su tutela se encuentran las religiones como instituciones, las monarquías, por eso el controla las imprentas, las publicaciones (pequeñas fronteras del saber), por eso el controla las leyes (pequeñas fronteras del tener).

En la mitología griega es conocido como Zeus (en griego antiguo Zeús) es el –padre de los dioses y los hombres-, que gobernaba a los dioses del monte Olimpo como un padre a una familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigían a él como tal. Era el Rey de los Dioses que supervisaba el universo. Era el dios del cielo y el trueno. Sus atributos incluyen el rayo, el águila, el toro y el roble. Además de su herencia indoeuropea, el clásico Zeus «recolector de nubes» también obtuvo ciertos rasgos iconográficos de culturas del antiguo Oriente Próximo, como el cetro. Zeus fue frecuentemente representado por los artistas griegos en dos poses: de pie, avanzando con un rayo levantado en su mano derecha, y sentado majestuosamente.

Hijo de Crono y Rea, era el más joven de sus descendientes. En la mayoría de las tradiciones aparece casado con Hera, aunque en el oráculo de Dódona su esposa era Dione, con quien según la Ilíada fue padre de Afrodita. Es conocido por sus numerosas aventuras y amantes, fruto de las cuales fueron muchas deidades y héroes, incluyendo Atenea, Apolo y Artemisa, Hermes, Perséfone, Dioniso, Perseo, Heracles, Helena, Minos y las Musas. Con Hera suele decirse que fue padre de Ares, Hebe y Hefesto.

Nuestra acción es la que define si somos sus vasallos.

Decidí que me iba a encontrar con Júpiter frente a frente llevando conmigo el más poderoso de los antídotos “mi corazón”. Pero no fue fácil porque en mi carta natal él (Júpiter) es quien controla mi destino como mujer y como madre (Esfera III).

Mi encuentro con Júpiter en el tercer camino no fue fácil, me dio un esposo con su mismo don de mando, con su mismo vigor, con su misma abundancia y prosperidad, tenía el don de las lenguas (hablaba 9 idiomas y 4 dialectos), tenia tantos dones mundanos opacados por la más grande de las sombras SUS CELOS que le llevaron a quemar mis libros, mientras con ellos se quemaba el ultimo hilo que sujetaba mis alas.

Decidí irme con mi pequeño hijo a vivir a Florida, a los pocos meses tome una segunda decisión, vender nuestra casa porque era muy grande para nosotros dos. El comprador resultó ser la hija de un dictador (a quien no voy a mencionar) y su esposo esbirro del régimen. Por supuesto yo no me entere de esto sino hasta después del cierre, cuando fui al Banco y me conseguí con la negación de cobrar el “Cashier Check” que había recibido en el momento de la transacción. El motivo no fue falto de fondos porque en USA es prácticamente imposible emitir un cashier check si no hay fondos, el motivo fue que el Gobierno Federal había congelado las cuentas de esa familia.

Resultado: Ellos no me devolvieron la casa, y la corte en donde hice la denuncia apelaba a que no estaba contemplada en USA ninguna ley que me protegiera, por lo tanto no me podían asignar ningún abogado, por si fuera poco el Esbirro me amenazo con liquidar a mi hijo si yo seguía adelante con el caso, razón por la que lo envié de inmediato con su padre a Venezuela, mientras yo me quedaba defendiendo lo que en ese momento consideraba nuestro patrimonio (esas son las jugadas maestras de Júpiter)… leyes, cortes, abogados, jueces, sociedad de consumo, fronteras.

2 años después recupere mi casa a través de un dictamen de la corte.

El Sherif al abrirla con el cerrajero dio un paso atrás y me pidió que no entrara, lamentablemente no le hice caso. Me esperaba un espectáculo dantesco, animales sacrificados en la chimenea, en la nevera, en la piscina, en el jacuzzi, escoria humana en cada una de las habitaciones, hachazos, basura acumulada y por si fuera poco maletas con documentos falsificados que fueron entregados al gobierno por el Sherif.

A partir de entonces supe que el corazón no es un antídoto frente a Júpiter, al contrario le alimenta.

Moraleja:

Cuando defiendas algo que te pertenezca no dejes que en el camino desgarren tu corazón, porque él (tu corazón y los que habitan en él) es la más valiosa de tus pertenencias.

Tal y como dije en la Esfera II “entonces supe en donde estaba el cuerno de la abundancia y por qué en su revés se encontraba tan lleno de monedas y oro para tentar al humano en la persecución de un tesoro que lleva olvidado en su corazón.” Lo que no sabía es que el tesoro no es el corazón sino su esencia (Esfera IV).

Próxima entrega: Lunes 22 de Noviembre, en donde daré fragmentos de la esfera de Saturno en el tercer camino.

  1. 6.