Las Trece Esferas del Ser: Primer camino.

Fragmentos de una Vida.

Las 13 Esferas del Ser8. La Esfera de Urano en donde la teoría desaparece, en donde las palabras se convierten en códigos y en donde el intelecto se vuelve efervescente trasportándome en un abrir y cerrar de ojos a nuevas e inexploradas dimensiones en donde los sentidos son sólo un Portal que nos conduce a la simultaneidad, aquí exploré los hemisferios cerebrales y aprendí a fragmentar y a descifrar.

9. La Esfera de Neptuno en donde la confusión se tornó en magia en donde el miedo se convirtió en combustible, en donde la apariencia se volvió  invisible, y donde la esencia se hizo visible. Debo confesar que no fue fácil, hay demasiado ruido allá afuera, ruido que nos ensordece y hasta nos apaga, yo diría que esta es una de las esferas más difíciles de superar porque en ella anida “el miedo”.

10. La Esfera de Plutón en donde encontré un Portal dimensional y sin previo aviso enfrente la muerte cara a cara, en donde supe que al dormir es que realmente existimos y que al despertar es cuando en verdad dormimos. Esta esfera es fascinante porque en ella habita “el poder” en todos los sentidos.

11. La Esfera de Quirón en donde el sufrimiento y el sentimiento me ocultaron su luz, hasta que descubrí por error y acierto “trial and error” los tres “Mientos” en donde caí en un laberinto que solo pude traspasar cuando les agradecí1.

12. La Esfera del Nodo Lunar, esfera en donde el pasado y el futuro me esperaban para trazar mi presente, mientras yo corría para alcanzar el futuro permanecía en su pasado porque cada vez que lo alcanzaba quedaba otra vez detrás de él, hasta que comprendí que toda mi vida había vivido en el pasado de mi futuro y que para protagonizarla solo lo podía hacer desde el PRESENTE … ese día fue una EPIFANÍA para mi, desde ese momento empecé a co-crear mi futuro, plantando diariamente la semilla de mañana y cuidando las sembradas, se planta con PRESENCIA y se cuida con ACCIÓN. El Nodo es el túnel del tiempo en donde está escrita nuestra memoria celular con lo que hemos sido lo que somos y lo que estamos llamados a ser.

13. La Esfera de La Tierra (encarnación), aquí me encontré con “el Yo” y encontré un gran maestro Gustav Theodor Fechner:  Uno de los filósofos alemanes más profundos quién volcó los fundamentos de su filosofía en dos obras “Visión del día y Visión de la noche” “Palabra Viva”, conocimiento vivo: tal el nombre de su obra capital, que con ese título da a entender que su autor no se “retuerce” en un “puro hablar”, no trabaja con conceptos abstractos sino que extrae su saber de la vivencia inmediata. De él aprendí que soy un fruto de la tierra y me maravillé de serlo y más aun de comprenderlo.

El Yo es un fruto de la tierra que tiene 3 estados de evolución:

Fruto
Árbol
Semilla2

Próxima entrega: Lunes 23 de Agosto, en donde daré fragmentos  del segundo camino.

  1. Agradecimiento
  2. Ver Fechner