Las Trece Esferas del Ser: Primer camino.

13 Esferas del Ser

Las Trece Esferas del Ser 1.

Las 13 Esferas del Ser

Este libro tiene vida propia porque es como un hilo sin principio ni fin, no es una biografía, es un FRAGMENTO DE VIDA con muchos fragmentos de esa misma vida que contienen una enseñanza milenaria aprendida a través de la vivencia.

Este libro  lo dedico a mi hijo Alexander Barbaro, compañero de muchas vidas y quien con su apoyo y sacrificio me permitió engendrar un hijo universal…

Que Dios te bendiga hijo mío…

Te amo más allá de las palabras, gracias por escogerme como madre.

Fragmentos de una vida

Hoy en el día de mi lunación (mi cumplemes lunar) y a un mes de mi  Solación (cumpleaños o Revolución Solar) he decidido escribir este libro.

Una Lunación es un Portal de oportunidad para encontrarnos con nosotros mismos. Causalmente ella (mi luna) se encuentra frente a frente con el Nodo Lunar (Nodo Norte) y fundida al Nodo Sur (Vidas pasadas).

Hace más de 30 años viviendo en Madrid, España fue la Luna quién me introdujo a la Astrología, palabra que nada me decía porque en Venezuela (mi País de origen) la Astrología era utilizada como Mancia, en este caso Astromancia2.

Los-tres-secretos-del-tiempo

Más adelante al leer a Dane Rudyhar lo comprendí:

“No es que a la persona le sucede un acontecimiento, sino que al acontecimiento le sucede una persona. Un individuo se encuentra con determinados acontecimientos porque los necesita para poder llegar a ser mas plenamente lo que solo es potencialmente”.

Estas palabras me marcaron para siempre, al punto que desde entonces estudio los acontecimientos como si fueran el fruto de un árbol sembrado en el tiempo cuyas raíces son el camino que me conduce a su semilla. En esa odisea transité trece caminos que decidí llamar “Esferas” porque el tiempo no es lineal sino esférico. El primer camino me condujo a trece esferas planetarias en donde mis experiencias fueron lineales.

  1. La Esfera del Sol en donde me encontré frente a frente con el Ego y sus trampas, en donde me encontré con el amor y sus terrenos pantanosos demandando no solo mi ser sino también mi luz. El amor que solo quiere poseer para sentirse pleno porque no sabe que la plenitud solo existe cuando te deja libre.
  2. La Esfera de la Luna en donde me encontré con mis miedos, con mis fantasmas, en donde comprendí que solamente cuando fui madre fue que recupere mi esencia. Durante mi embarazo pase meses en absoluto reposo, meses en los que aprendí a sentir en mi cuerpo, a ese pequeño ser, producto de un gran amor y un aún mas grande deseo. Aquí el amor ya no era pantanoso sino sensorial. Tres veces le devolví la vida, mis vivencias durante esos meses me dieron el regalo de la plenitud que desde entonces me acompaña aunque la vida me haya dado tantas lecciones para arrebatármela.
  3. La Esfera de Mercurio en donde me encontré con mi sed de saber, en donde mi propio maestro me hizo sentir como una mendiga en las escaleras de un templo, esfera en donde tuve que aprender que la vida no es lo que parece ni lo que te enseñan, que la vida justamente esta oculta detrás de eso.
  4. La Esfera de Venus en donde la belleza, la forma  y la riqueza te halan cubiertas de promesas que jamás podrán cumplir, por eso siempre hay que cuidarlas con esfuerzo y dolor, el dolor de los que te quieren por lo que tienes, el esfuerzo de mantener un cuerpo esbelto para no ser víctima de críticas, el dolor de las traiciones y la idolatría al Dios Dinero…
  5. La Esfera de Marte en donde el sexo se convierte en un “estilo de vida” en donde el despertar sensorial es parte de un menú existencial pleno de promesas, en donde se abre una encrucijada entre dos energías igual de poderosas, la de los sentidos y la de la existencia. Esfera que me permitió experimentar la trascendencia, el poder de la entrega y el máximo regalo que un ser humano puede recibir “Su elevación sensorial”, Gracias a esto pude crear talleres como “Sensory Renaissance”.
  6. La Esfera de Júpiter en donde comprendí lo que representa la Sociedad de Consumo y la otra sociedad tan demandante de ti. allí me enfrenté a otra encrucijada entre una “Jaula de Oro” ofrecida por gobiernos y celebridades y un horizonte abierto en donde poder ser lo que en esencia ya era.
  7. La Esfera de Saturno en donde comprendí que la austeridad y la disciplina son la llave a esa libertad que tanto ansiaba, en donde supe que el conocimiento pertenece a la esfera de Mercurio, e incluso de Júpiter, pero que la sabiduría no pertenece a ninguno de ellos sino solamente a Saturno y sorpresivamente a la Luna. Eso lo supe cuando mi verdadero maestro llegó a mi vida “Alexander Marr”.

Palabras de agradecimiento:
Gracias por su dedicación, generosidad y desapego cuando me “legó” su más preciado Tesoro (sus investigaciones de más de 50 años en  los campos de la música, las matemáticas, la física y la genética)…  Alexander Marr. Aun hoy después de casi dos décadas no dejo de sorprenderme frente a la magna experiencia de haber sido su discípula. ¡Gracias Maestro!

Alexander Marr me enseño la música de las esferas, me enseño el verdadero significado de las “notas musicales” y su correspondencia con el ser humano y sobretodo me enseñó el “vacío” que es lo que permite a la música “ser”.

Me enseñó que la base de todo destino reside en su grafica “pre-natal” que es en ella en donde está la semilla del ser.

Me enseñó a confiar en mi destino y a conspirar con él, me enseñó que los obstáculos son el “lego” del Universo.

Me enseñó a viajar a través del tiempo con números y cifras que se convierten en códigos permanentes. De su mano comprendí que las matemáticas son mucho más de lo que nos enseñan en la escuela.

Próxima entrega: Lunes 16 de Agosto, en donde daré un fragmento de las siguientes esferas:

    8.    La Esfera de Urano.
    9.    La Esfera de Neptuno.
    10.  La Esfera de Plutón.
    11.   La Esfera de Kirón.
    12.   La Esfera del Nodo Lunar.
    13.   La Esfera de la Tierra (encarnación).

  1. Junio 13 a las Trece horas.
  2. Según el Diccionario de la lengua española © 2005: Mancia o Mancía: sufs. que significan «adivinación» o «práctica de predecir»: ornitomancia,cartomancía.