¿Lo dejas al azar?