Manifiesta!

«Yo me sumo al festival de la luz para manifestar»

Sol –> Cancer

Festival Solar”… nosotros somos invitados de honor… el Sol representa nuestra “Identidad”. Periodo de recogimiento y de entrega… contacto con la naturaleza, con la vida y con las energías Universales.

…No sigas tu reloj… ve el Sol y guíate por él, esto te dará un sentimiento de “identidad”.

Aprendamos a tener convicción y a utilizar la deducción (regalo maravilloso que todos poseemos)…

La luna Nueva junto a Marte nos demanda acción. Fuerte dosis de “energía vital” energía análoga al “combustible”.

Crisis existencial, punto de quiebre que debes aprovechar para dar un “norte” a tu vida.

Días para defender nuestro patrimonio y afianzar nuestro sentido de pertenencia…

Parte de nuestro patrimonio es la tierra (nuestra madre tierra)

Parte de nuestro patrimonio es nuestra vida (promedio de vida 80 años)

Parte de nuestro patrimonio es nuestra familia (en línea Ascendente y descendente)

Parte de nuestro patrimonio es nuestro cuerpo (con todos sus órganos)

Parte de nuestro patrimonio es lo que todos creen es el patrimonio ($$$$)

Litha o Alban Hefin

LithaLos antiguos celtas llamaban Litha o Alban Hefin a esta fiesta de solsticio verano (invierno en el hemisferio sur).Aunque sus orígenes son oscuros, la palabra Litha designa una “rueda”, haciendo alusión posiblemente al sol en su máximo esplendor. Esta fiesta se celebra a la noche del 21 al 22 de junio en el hemisferio norte (21 al 22 de diciembre en el hemisferio sud). La noche de la víspera del solsticio, los druidas encendían fuegos circulares en lugares sagrados, cerca de fuentes de agua, que mantenían vivos toda la noche y jugaban con antorchas, o encendían ruedas que hacían rodar por pendientes.

Lanzar desde una colina una rueda encendida representaba el descenso del Sol que ese día estaba en el apogeo. El solsticio, que marcaba el máximo poder el sol y el día más largo del año, también marca el momento en el que la luz del Sol comienza a disminuir en el año por los seis meses que siguen. Este acontecimiento forma parte del flujo incesante de toda la naturaleza que declina a partir de un instante de plenitud. La fiesta recomenzaba al amanecer, a la salida del sol del solsticio, haciendo sonar tambores para encorajar el viejo sol para levantarse temprano y brillar en el día más largo del año.

Todas las fiestas en diferentes puntos del mundo la madrugada del 24 de junio (o el 21 de junio en ciertos sitios) coinciden en celebrar el instante en el que el Sol se hallaba en su máximo esplendor, cuando dura más tiempo en el cielo y muestra su máximo poder a los hombres, el solsticio de verano, el día más largo. Y la noche más corta. El triunfo de la luz sobre la oscuridad. Una noche mágica.

“No es que a la persona le sucede un acontecimiento, sino que al acontecimiento le sucede una persona. Un individuo se encuentra con determinados acontecimientos porque los necesita para poder llegar a ser más plenamente lo que sólo es potencialmente”. Dane Rudyhar

Por lo tanto debemos estudiar los acontecimientos como si fueran el fruto de un árbol sembrado en el tiempo cuyas raíces son el camino que nos conduce a su semilla.

Cada día el Universo nos reta de diferentes formas… No te dejes intimidar!

Semáforo … 

Luz Roja: Al stress.
Luz Amarilla: A la ansiedad.
Luz Verde: A la Presencia, a la manifestación.

“Apuesta a ti… El premio eres tú”
Lourdes Méndez