El Sol entra al signo de Escorpio

0
240

Sol en EscorpioLa energía protagónica del día es la entrada del Sol en el signo de Escorpio trayendo a la superficie energías inesperadas e inexploradas.

Día de transición energética (entrada del Sol  en Escorpio), reino de Plutón (su octava).

Hoy se abren dos caminos ante nosotros, uno es externo (Escorpio) mundo de los negocios, las finanzas, las responsabilidades, los retos y el otro es interno y revelador (Plutón) mundo de la filosofía, de la ciencia pura, de la conexión con la ESENCIA fuente de todo poder.

Escorpio es un signo y como tal es estático mientras que Plutón es un Planeta en permanente movimiento, es de suma importancia concientizar que los que generan la acción son los planetas y no los signos como erróneamente se cree. El Signo le entrega al planeta mientras lo visita los secretos contenidos en él.

Durante todo el día la luna estará fuera de curso, por lo tanto es aconsejable dedicarnos a la creatividad, a la auditoría, a la revisión de acciones relacionadas con el “ser” y  el “hacer”… dejando a un lado el “tener” y el “retener”.

Escucha las Frecuencias528 Hz para reparar el ADN

Gemoterapia:

Lapislázuli o Lazulita: Es conocida también como la piedra de Isis, en Egipto. La piedra de los antiguos alquimistas. La piedra de Venus, la diosa del amor. Los hindúes aseguran que ayuda a quemar el Karma o el fruto de acciones negativas del ser humano. Tradicionalmente se le ha considerado un símbolo del poder y la realeza, desde la época de los egipcios, que lo han utilizado en abundancia, ya que se pensaba que era la gema de los dioses. Lo empleaban en polvo, para neutralizar el efecto de venenos y curar algunas enfermedades.

Se recomienda para los viajes riesgosos. En meditación se usa colocándola sobre el tercer ojo para desbloquear el funcionamiento de la mente y liberar las fuerzas intuitivas. Marca el camino de la iluminación, dando claridad mental y capacidad síquica. Es la “cúralo todo”. Aumenta el poder espiritual del individuo, hace el cuerpo más sensitivo y eleva la tasa vibratoria a altos niveles. Provee vitalidad. Desbloquea los chakras. Símbolo de poder interno y externo.