Moonmentum para recordar

amor mundialLas navidades son, para nuestros tiempos modernos, el ritual celebrado con mayor consistencia a través de los años y las distancias. La mayoría de nosotros tiene recuerdos latentes, de estas épocas de infancia, juventud, adolescencia…

Sea cual sea tu opinión de esta festividad, si estudiamos sus raíces y comprendemos su fundamento más allá del intercambio de regalos, veremos que lo único que se está tratando de transmitir es: “pon un poco de amor en tu corazón”… ¿Quién puede refutar un argumento como ese?

Así que en medio de la algarabía y disfrute de hoy, trata de recordar las fiestas de tu pasado, que de alguna u otra manera te han hecho la persona que eres hoy… utiliza esas memorias para llenar tu corazón de amor y difúndelo entre quienes te rodean.

Moonmentum para recordar

1. Este día debes hacer todo con mucha presencia, casi como espectador de ti mismo: Observa, siente y escucha con mucho detenimiento todo lo que haces o dices hoy.

2.  Al despertar el 24 de Diciembre, estírate  en tu cama y al levantarte dale los buenos días al sol y date los buenos días a ti mismo (a) en el espejo con la mejor de tus sonrisas.

3.  Lávate las manos, colocando agua en la mano izquierda y pasándola de la mano izquierda a la mano derecha, como si la estuvieras oxigenando, para luego llevártela a la cara.

4.  Durante el día debe de activar las dos partes de tu cuerpo para conectar los dos hemisferios cerebrales.

5.  Antes de desayunar, ponte un poco de miel debajo de la lengua.

6.  Date un baño usando jabón de tierra, como alternativa puedes usar jabón de avena.

7.  Toma un desayuno muy sustancioso y compártelo en familia, si es posible. En el desayuno debe estar presente la avena, la linaza molida, la ciruela y la miel. La Avena te traerá prosperidad, la linaza abundancia, la ciruela relaciones y la miel dulzura.

8.  Mezcla los elementos con mucha presencia, porque con esa presencia tendrás el primer regalo del día. El origen de la palabra presente (regalo) es la presencia: Tiene un sentido de tiempo y espacio,  estoy aquí ahora, es dar parte de ti.

9. Regálate a ti mismo un Cuarzo Citrino lávalo con agua de mar o sal marina, para purificarlo haciendo de él una especie de amuleto de protección.

10.  Haz un ejercicio de manifestación, lo que es llevar tus pensamientos de la mente a la realidad.

11.  Regálale  ese día al menos a tres personas regalos salidos de la tierra, por ejemplo: Gemas, Piedras o una planta con raíces.

12.  En la noche, prepárate para tu celebración conectándote realmente con lo que te rodea, aprecia las cosas por lo que son y no por lo que parecen ser. Podemos estar en lo mismo que todo el mundo, pero no como todo el mundo.

13.  A la medianoche, cuando se abran los regalos, recuerda el regalo que te diste a ti mismo (a): El desayuno, la gema y la manifestación, que representan la trilogía o la trinidad.

14.   Sonríe y mézclate en la algarabía, participando en la entrega de regalos; recuerda cuando fuiste niño, cuál fue el regalo que más te emocionó, porque ese es un regalo del “recuerdo”. La palabra “entusiasmo” significa “tener un dios adentro”, es eso lo que celebramos hoy, así que comparte tus recuerdos con entusiasmo.

15.   El 25 de diciembre, vive el arquetipo de la Gran Familia y se el protagonista de tu rol en ella, convirtiéndote en ejemplo.

16.   Deja que el amor, el entusiasmo y la fraternidad se exprese a través de ti durante el día.

17.  Aprópiate del arquetipo del Heraldo, siendo un mensajero de lo que estás celebrando hoy ante un extraño.

18. Ve la película “Un Cuento de Navidad” con Jim Carrey y Gary Oldman. Recuerda tu navidad pasada, ve tu navidad presente e imagina tu navidad futura. Un amargo hombre recibirá una dosis de realidad y recuerdos del mundo que lo rodea, y del más allá, para retomar el camino que lo lleve a la felicidad viendo “Un Cuento de Navidad”.

Un Cuento de Navidad (o “Cuento de Navidad” o “Los Fantasmas de Scrooge”, A Christmas Carol, 2009) una película de animación basada en el libro de Charles Dickens con libreto y dirección de Robert Zemeckis. Ganador de un Oscar de la Academia.

Sinopsis: La noche antes de Navidad Muere el codicioso Jacob Marley (Gary Oldman) un anciano muy tacaño que junto a su socio en los últimos siete años el malhumorado Ebenezer Scrooge (Jim Carrey) hacen dinero explotando a quien pueden en la ciudad. Entre ellos al amable Bob Cratchit (Bob Cratchit) quien pasa un trago amargo junto a su familia y conocidos.

Scrooge debe encargarse de su antiguo socio y aunque ambos tienen una fortuna considerable cada centavo que debe soltar le duele como si le arrancaran un órgano interno amargándolo a rabiar. Esto le hace descargar su disgusto por las fiestas en Bob e incluso sobre su sobrino Fred (Gary Oldman).

Fred: ¡Feliz Navidad, tío!
Ebenezer Scrooge: ¡Bah! Engaños … ¿Qué razón tienes para ser feliz? Eres bastante pobre.
Fred: ¿Qué razón tiene usted para estar tan triste? Es lo suficientemente rico.
Ebenezer Scrooge: ¡BAH!

Pero el amargo Ebenezer será visitado por el fantasma de su socio Marley, ya condenado, que le revela que tres espíritus le visitarán esa noche.

El espíritu de las Navidades Pasadas (Jim Carrey), recordándole su niñez, adolescencia y juventud con las oportunidades que desperdicio. El espíritu de la Navidad Presente (Jim Carrey) que le muestra la mala situación de la familia de Bob. Y el espíritu de la Navidad Futura (Jim Carrey) muestra el terrible destino que le espera si no cambia su camino.

Veamos a Ebenezer ir al pasado, posarse en el presente y ver un posible futuro, obteniendo una esperanza de buena vida mientras vemos “Un Cuento de Navidad”.

Ritual de Navidad
Por: Moonmentum.com