Es el “Moonmentum”…

que el eclipse se lleve todoA un día del eclipse la configuración planetaria recomienda ampliamente quietud emocional y accional.

¿Cómo lograrlo?

Convirtiéndonos en observadores de nosotros mismos y de nuestra historia, tanto desde el ángulo familiar como desde el ángulo existencial.

Por medio de la concentración en la respiración logramos calmar el flujo incesante de las distracciones, como resultado nuestra mente se vuelve lúcida y clara. Entonces, intentamos permanecer en ese estado de calma mental durante un tiempo. Esta práctica es una prueba de que podemos experimentar paz interior y satisfacción con sólo controlar la mente, sin tener que depender de las condiciones externas. Cuando la turbulencia de las distracciones disminuye y nuestra mente se calma, surge de forma natural un sentimiento profundo de plenitud.

Igual que el Láser…

Ritual por el Eclipse

  • Despierta antes que salga el Sol.
  • Estírate en tu cama y levántate con el Sol.
  • Saluda al Sol y luego salúdate a ti mismo.
  • Observa el eclipse desde tu ventana o por internet, para estar consciente y soltar con él ataduras, miedos, inseguridades, limitaciones, etc.

Debes hacer un propósito de soltar todo aquello que de alguna manera esté limitando tu vida y reflexionar sobre a quién estás limitando o arrastrando en tus decisiones, algunos ejemplos:

Si no deseas más un trabajo, escribe tu carta de renuncia con la salida del sol.

Si una relación te trae más tristezas que alegrías, termínala mentalmente al momento del eclipse y luego lo haces físicamente.

Puede incluso ser algo tan sencillo como botar tu última caja de cigarrillos y dejar de fumar.

Es un verdadero “moonmentum” para apropiarse de las energías o verse víctima ante ellas, la posición la decidirás tú…