Halloween… Leyenda o Realidad?

«En este día, de acuerdo con el folklore, aquellos que han muerto durante el año pasado, regresan a sus antiguos hogares para una visita final. La gente antiguamente colocaba comida y encendía fuegos para ayudarles en su viaje – pero permanecían en guardia por si los espíritus hacían alguna travesura», no es casualidad que Halloween es seguido por el día de los santos y el día de los muertos.

Halloween era el día que brujos y adivinos se reunían en una adoración sistemática del mal, invocando al diablo para obtener poder. Más tarde, el catolicismo romano adoptó esta tradición pagana y diabólica, disfrazándola bajo el nombre de “Día de todos los santos”, costumbre con un cariz seudocristiano, que hasta el día de hoy se practica bajo la bendición de Roma. Luego que esta práctica se había consolidado en toda Europa, inmigrantes Irlandeses la llevaron hasta los Estados Unidos, propagándose así, por toda Latinoamérica.

Cuando veas a los niños corriendo por las calles tocando de puerta en puerta disfrazados de brujas, zombis y vampiros, te invitamos a que hagas dos cosas:

 

  • La primera es que entiendas que este festival tiene sus orígenes en los ciclos agrícolas; en la noche de Samhain (o año nuevo celta), Halloween, los ancianos del pueblo se reunían la última cosecha y los animales de granja, pues era necesario ver que tantos animales había que matar para poder curar las carnes y sobrevivir el frio de otoño e invierno… Desde entonces este día tomo su reputación de “día de muerte”.
  • La segunda es preguntarte: “¿Qué tanto de lo que veo son disfraces?” hoy continua brillando en el cielo la estrella de Algol, conocida por los antiguos como el “ojo del demonio, es más, el nombre Al Ghul hoy se descompone en Ghoul, palabra utilizada en gran parte del mundo para connotar apariciones demoniacas.

Hoy por masa crítica y “tradición” manufacturada, estamos invitando a nuestras casas a extraños para dar “regalos”, vemos películas de terror para aumentar el miedo y tratamos de asustarnos los unos a los otros… esta exacerbación del miedo con una estrella tan nefasta es una puerta abierta para los verdaderos “vampiros energéticos” y aquellas criaturas que habitan en las sombras de las esquinas… mirándote mientras duermes.

Ritual:

Considerando esas dos cosas, te invitamos a realizar el siguiente ritual para inmunizarte ante el robo energético y la presencia de la sombra:

  1. Ubica en el cielo la estrella Algol, cierra las persianas de tu hogar que reciban su luz.
  2. Decora tu hogar de Halloween pues no puedes dejar de existir en tu realidad, pero cuando pongas calabazas siémbralas como símbolos de prosperidad, ubica las “telas de araña” como iconos de paciencia y persistencia, puedes poner el tridente como simbolismo de Neptuno, maestro de los mares, para atraer tu sueños, los cuernos son de Aries e invitaciones a la fertilidad, los sombreros puntiagudos son las marcas de honor de los antiguos sabios griegos… no caigas en pensar en objetos diabólicos ni figuras de muerte.
  3. Cuando vengan niños a tu puerta, regálales caramelos, pero entrega con ellos una bendición de protección y buenos deseos.
  4. Guinda Ajo en tu puerta y ventanas.
  5. Ejercicio de relajación: Cierra tus ojos, pide que aparezca el niño interior en ese momento. Dile que lo amas y que quieres tener contacto con él. Extiende tus manos para visualizar su presencia. Siente el peso de sus manos en las tuyas. Pídele perdón y dile que le darás su lugar. Abre tus ojos despacio y sonríele a la vida.
  6. Escucha las Frecuencias 528 Hz para reparar el ADN y la 639 Hz para las conexiones espirituales y las relaciones.

Gemoterapia:

– Espinela Naranja: Se utiliza para dar energía al cuerpo. Aumenta la fuerza física durante el esfuerzo. Es comúnmente utilizada en hechizos o rituales para atraer la riqueza. Esta forma de Espinela Naranja estimula la creatividad y la intuición, equilibra las emociones, y trata la infertilidad. Se abre y se alinea el chakra del ombligo.