Siembra un mejor futuro

0
906

siembraMasa crítica intensificada, para entender esto es importante comprender una de las maneras en la que el cerebro humano funciona.

La cantidad de información que recibimos por nuestros sensores es gigante, si tomáramos en cuenta todos los factores seríamos incapaces de dar cualquier paso: La fecha, los aspectos astrológicos,  las condiciones emocionales, la meteorología, consideraciones humanas, etc.

El sistema que utiliza nuestro cerebro para no trancarse son una serie de reglas simples llamadas “Heurísticas” que descartan una gran cantidad de información para ayudarnos a decidir en base a unos pocos factores, facilitando el proceso.

Una de estas reglas es la de “comprobación social”, la cual estipula que: “si otros han tomado una decisión es más factible que ésta sea la decisión correcta”; esto es un remanente de nuestros instintos gregarios y forma parte de nuestra biología tanto así como nuestros pulgares.

Sin embargo, nuestra susceptibilidad a caer en este atajo es influenciado por los planetas. Recuerda entonces que esto forma parte de nuestro esquema biológico y por lo tanto no puede ser completamente evitado.

¿Qué hacer si es inevitable ser arrastrado por el río?

Lo más conveniente entonces es escoger cuál río nadar, en nuestra aldea global estamos a una búsqueda en Google de distancia de cualquier iniciativa grupal que se sume a nuestros objetivos de vida y a los sueños que planteamos. Así que hoy súmate al colectivo, pero a tu conveniencia, aprovechando las energías para sembrar un mejor futuro.

  • La realidad virtual toma mucho protagonismo,  navega con presencia y cautela.
  • Conecta con la energía del Pensamiento Global:
    1. Ingresa en Google Trends, y date cuenta en que está pensando el mundo sin involucrarte.
    2. Ingresa en Twitter y ve de que está hablando el mundo sin involucrarte.

Ese es el caso de «El Experimento Filadelfia» una producción fantástica de 1984, que es mítica para todos aquellos que consideramos los ochenta como una época que construyó nuestro carácter y nuestra forma de ser, vinculándola a un tipo de cine imaginativo, pero con excesivas restricciones técnicas comparado con el tiempo actual.

«El Experimento Filadelfia» basaba su guión en un posible hecho real ocurrido en Filadelfia, en 1943, con la misteriosa desaparición de un navío de la armada estadounidense. Esta película iba mucho más allá, conjeturando que ese navío desaparecía posibilitando que dos de sus ocupantes pudiesen viajar en el tiempo, más concretamente al futuro.

«El Experimento Filadelfia» se centra más en La Perdida que todo individuo sufre al desarraigarlo de su lugar, de su familia, de su vida, estableciendo una metáfora entre está perdida, y el propio desvanecimiento del ser, de la memoria, de la materia.

El personaje de David Herdeg ve que su vida se le escapa, contemplando el reflejo de esta tragedia en la propia muerte de su compañero de viajes temporales, Jim Parker. Esa lucha por la supervivencia, se intensifica por elementos comunes en cualquier relato de este tipo, la extrañeza de un viajero que no asimila las costumbres de los nuevos tiempos, y el juego que da la interacción con un personaje del presente, Allison Hayes, que intenta salvar a este individuo de su locura, aunque esta sea tan real que ella misma duda de su propia sanidad mental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí