Suelta tu ego

googleDía para entender que hay un orden del Cosmos que implica cambios. Abrirse a lo nuevo es necesario…

Hoy se abre en el Universo un “Portal” creando un puente entre la dualidad y la Unidad. Cuando se abre un portal se establece un puente de comunicación entre dos espirales evolutivas y dos frecuencias diferentes; la frecuencia de la vieja espiral que se caracteriza por estar anclada en la dualidad (tu pasado) y la frecuencia de la nueva espiral que es la de la Unicidad (tu presente).

Los bailarines de la orden de Malawi (nuestra semilla de hoy), hacen una ceremonia conocida como el “Sema”, ceremonia que nos permite  divisar esa espiral.

El ritual tiene varias cosas interesantes, entre ellas los participantes cuando llegan lo hacen con unas túnicas sumamente pesadas de color negro, representando el Ego que nos limita a crecer y formar parte del universo.

Antes de poder entrar en el círculo, deben quitarse el “ego” y dejarlo caer al suelo, para vislumbrar una ligera vestimenta blanca, que representa la pureza esencial y trascendental del alma humana.

Luego Sufi comienzan a girar sobre su eje sin detenerse, con un brazo extendido el cielo y el otro mirando al suelo. Este giro tiene mucha simbología: El giro sobre su eje representa los planetas, representando su unidad con el universo.

La mano extendida al cielo está recibiendo el amor de dios, pues según Malawi “Fuimos creados por amor con el propósito de amar”, la mano extendida a la tierra dice que ese amor que recibe el Sufi no será retenido por él, sino será canalizado inmediatamente a todo el planeta, regando en su giro el amor a todos los habitantes del planeta.

En un sentido, la danza del Sema se encarga de dar amor a todos nosotros y como tal hoy te recomendamos hacer tres cosas: Suelta tu ego, entiende que eres parte del universo y recibe el amor que el contiene, para luego entregarlo a quienes te rodean sin pedir nada a cambio.

Haz un acto simbólico de soltar ego, puedes cargar con un saco pesado por un tiempo y luego dejarlo caer al piso visualizando que en él está contenido tu ego.