La Nueva Era de la Lectura

    0
    312
    Leyendo del celular

    Lectura en la Nueva EraPese a la aparición de los medios electrónicos portátiles, como el iPod, los llamados MP4 y los teléfonos que reproducen audio y video, el internet le ha dado un nuevo aire a la lectura. Hoy en día se puede constatar que los blogs o las páginas de redes sociales son más populares que el  mismo “Youtube”.

    Para mí, formado en la era de la lectura en papel, es admirable ver como una nueva generación de jóvenes usa su teléfono como dispositivo de lectura. Más de mil veces he tratado de iniciar la lectura de mis libros de Tom Clancy (ver: Tom Clancy en Wikipedia), en mi Palm sin resultados exitosos. La pantalla no era lo suficientemente grande o estable, y mis ojos se cansaban rápido al intentar la lectura. Hasta lo intenté con mis libros preferidos: los de Poirot de Agata Christie, o los cuentos cortos de Sherlock Holmes escritos por Sir Arthur Conan Doyle, todos los intentos sin éxito. He visto a mi amigo Alex leer sobre mil cosas en su teléfono, y créanme, eso es para mí, motivo de envidia.

    Las generaciones previas al 2000, esas que hacían sus deberes escolares con libros, lápices y cuadernos, rápidamente están dando paso a las nuevas generaciones, las cuales hacen sus deberes con un PC, un procesador de palabras, un programa de imágenes y “Wikipedia”.

    Esta nueva ola de “ciberlectores” está dando un nuevo respiro al viejo hábito de la lectura. En un entorno joven, como el de Latinoamérica, ni nosotros, ni estas nuevas generaciones, estamos preparados para la explosión de información que se encuentra en el Internet. Para la completa comprensión de lo que se lee, es necesaria la formación integral que permita a nuestros jóvenes emitir juicio sobre lo escrito, abriendo sus mentes lo suficiente para que puedan apreciar con perspectiva: qué es real, qué es imaginario, qué es histórico y qué es basura.

    Pero para poder educar debemos primero comenzar aprendiendo, entender e integrarnos al método de aprendizaje de los jóvenes; escuchar sus ritmos y canciones, hablar su lenguaje y sus signos; caminar por sus realidades virtuales y tripular sus simuladores.

    La idea no es que ellos aprendan “como nosotros”, debemos hacer que ellos aprendan “de nosotros” y de quienes nos antecedieron con sus propios métodos.

    Educamos hoy con los métodos que aprendimos: pizarra, papel, repetición y escucha. Cuando debemos educar con los nuevos métodos: lecturas y videos en línea, simuladores y realidades virtuales; o con los métodos vivenciales, saliendo al campo y en la práctica; dialogando de cosas interesantes para ellos, introduciendo elementos de curiosidad, que les lleven a validar el texto que leen, agregando ritmos e imágenes, insertos en los textos que utilicen esa curiosidad para atraparlos; o narrando los textos de forma interesante para estimularlos a quedarse y ver o leer más.

    Aprender es un proceso continuo del que somos parte, y debemos facilitarlo integrando en él, los elementos de la cultura moderna para que los objetivos sean fácilmente identificados, entendidos y convertidos en soluciones prácticas y creativas a los problemas del día a día.

    Lo importante es convertir este proceso en una estrategia de auto-aprendizaje que forje: un criterio propio,  la conciencia de selección, y la toma de decisión. Claves en la formación de jóvenes líderes con hábitos como la lectura.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí