Terapia para esos días

    2
    150
    Tiempo para ti

    Tiempo para ti¿Te ha pasado que vas en un auto y llegando a una señal de «Pare» a tu favor, otro chofer la ignora y aun cuando logras frenar a tiempo sientes como en tu interior una reacción como ácida o caliente recorre tu cuerpo?

    La convulsión de los tiempos que vivimos es un signo presente de modo continuo en nuestros días. Ver como los demás rompen las leyes o quebrantan las reglas nos produce rabia e indignación cuando lo que debería producir es un poco de tristeza y muchas ideas de educación.

    Ese sentimiento de rabia no encuentra salida en muchas ocasiones, acumulándose y potenciándose gracias al rencor y al resentimiento. Comienza así un espiral de violencia, y encuentra en muchos seres confundidos resonancia que amplifica esa violencia, y el resentimiento… y el rencor…

    Todos tenemos malos días, tristes, iracundos, incomprendidos… Días en los cuales no vemos un curso de acción… Días marcados por el estrés… Días en los que nos sentimos enfermos… agotados…

    Estos son 5 concejos de algunos expertos de qué hacer en nuestras vidas, de cómo prepararnos para días como los descritos.

    Escritura creativa como Terapia (o el arte como terapia)

    Según el doctor James Pennebaker, citado por Eduardo Cabrera, la escritura creativa nos abre la posibilidad de despertar el potencial creativo innato, y el encuentro con emociones y pautas de pensamiento inconscientes que conviven en nuestro interior. Lo que contribuye a la disminución del estrés mental y físico, refuerza la autoestima, e incluso, fortalece el sistema inmunológico (Cabrera)1.

    Así que busca un computador, y escribe tu novela, toma una libreta y expresa tu poesía. Pero si la escritura no es tu fuerte existen otras formas terapéuticas de expresión: 2

    Con la Pintura se expresan sensaciones y emociones con colores, texturas, y líneas. Dando forma a sentimientos. Cada sensación se convierte en una imagen para visualizar lo subjetivo.

    La Escultura permite dar forma a las emociones con arcilla, plastilina, harina, con papel, pega y agua o cualquier tipo de masa. Al ir construyendo de sensaciones para hacer brotar las emociones.

    En la Danza, el cuerpo muestra momentos de la vida. Expresando en cada movimiento sentimientos y pasiones contenidas. Libera la energía y ayuda a exteriorizar la expresión soltando el cuerpo y sentimientos internos.

    La Música vibra y hace contacto con las emociones, que se van modulando y entran en sintonía. Escucharla el primer paso y ejecutarla es el siguiente nivel. Se debe buscar la herramienta adecuada para generar las frecuencias de las emociones internas a ser exteriorizadas.

    Cuéntale a un amigo.

    Hablar con un amigo de confianza es una buena manera de recuperar el sentido de perspectiva. Diga a su amigo que no está buscando consejo. Que todo lo que usted quiere es poder hablar sobre sus problemas.

    Dice Ignacio Larragaña: «El dialogo desata nudos, disipa las suspicacias, abre las puertas, soluciona los conflictos, engrandece a las personas, es vínculo de unidad y madre de la fraternidad.» 3

    Tómese tiempo para Usted

    Tómese el tiempo para refrescar su espíritu. Camine o medite – aunque sólo sea un momento. Asegúrese de que su tiempo de espera se gasta con la recreación activa. Si en un mal momento solo te aplastas frente a la Tele, te sentirás peor, en lugar de mejorar. Dar un paseo es especialmente útil, permite integrarnos a la vida.

    Del ocio como terapia Frye y Peters dicen que… «…es un proceso que utiliza la recreación con el propósito de intervenir intencionadamente en algún comportamiento social o emocional, en orden a provocar un cambio deseado en ese comportamiento para facilitar el crecimiento y desarrollo del individuo». 4

    Ejercicio.

    Un método rápido para levantar el estado de ánimo es a través del ejercicio sostenido. Obtener su ritmo cardíaco a través de caminar rápido o de otras formas de ejercicio, incluso sólo por 10 minutos, le ayudará a sentirse mejor. El ejercicio ligero ayuda a pensar, el ejercicio intenso ayuda a liberar energía y estrés.

    El ejercicio es una forma muy recomendable para combatir el mal humor y la histeria, no importa la edad; ayuda a desahogar y cansarnos, lo que se traducirá en una vida más saludable y sueño placentero. El ejercicio ayuda a eliminar el exceso de hormonas relacionadas con el estrés; y proporciona una sensación de bienestar y relajación.

    En contra de estrés y el mal humor dijo el Dr. Ruddy Facci «Hacer ejercicios con regularidad, los aeróbicos, en este caso, son los más recomendados.» 5

    El Autoanálisis.

    El autoanálisis es una técnica muy simple que ayuda a dar perspectiva a los problemas. Asegúrate de que estás solo y sin interrupciones, durante al menos 30 minutos, y ten un diario a la mano. Pregúntate: «¿Qué me está molestando?». Espera que surja una respuesta en tu mente. Luego pregunte: «Pero, ¿qué realmente me molesta de eso?» Céntrate en repetir la pregunta, y al final podrás llegar al centro del problema.

    La psicólogo Ofelia Balderas afirma: «Cuando se trata de hacerle frente a los resultados de nuestros actos, algunas veces buscamos huir de esa carga de «responsabilidad», y culpamos a otros, haciendo uso de la negación, pero en esa charla interna reconocemos nuestra parte, es ahí donde debemos hacerle frente a las consecuencias, de tomar mejores decisiones, y la mejor decisión es hacer frente a los conflictos. Los problemas si no se enfrentan, se multiplican.» 6

    Utiliza estos concejos como herramienta para cortar la espiral que se inicia con sentimientos como la depresión, la rabia, la ira, el rencor y el resentimiento. La práctica diaria de cualquiera de estos cinco concejos ayudarán a recuperarse en caso de desbalance, y proporcionan al carácter un margen de flexibilidad, aportando resiliencia a quien los adopta. El poderoso viento que dobla avisos y derriba arboles no puede contra el frágil y joven bambú, que crece en las zonas de monzones, soportando el poder y la fuerza de Eolo (Dios del Viento). La resiliencia nos permite ser estirados, o doblados, más allá de nuestra zona de comodidad – y todavía recuperarnos. 7

    La ira y la depresión son tu viento, y estas herramientas te aportan la flexibilidad, sé flexible, resiste… Sé un escudo que no resuena esas malas energías que nos agobian y vive un poco más feliz.

    1. Cabrera, Eduardo. «Efectos terapéuticos de la escritura emocional o expresiva», en Hojas informativas de [email protected] psicólogos de Las Palmas, nº89, julio, 2006.

    2. De la Cueva, Ana María. La expresión creativa como terapia. http://www.mailxmail.com/curso-expresion-creativa-como-terapia. Fecha publicación: 12/07/2007. Fecha revisión: 30/08/2009.

    3. Margot McCloskey Colón, Etiqueta para profesionales Editorial Norma S.A. Bogotá Colombia 2001. ISBN 958-04-6213-5.

    4. Frye, V. y Peters, M. (1972). Therapeutic recreation: its theory, philosophy, and practice. Harrisburg: Stackpole Books.

    5. VII Congreso Iberoamericano de Medicina del Trabajo. Ruddy Facci, especialista en Medicina del Trabajo y vicepresidente de la Comisión Internacional de Salud Ocupacional (ICOH, según sus siglas en inglés).

    6. Ofelia Balderas Gallegos – http://psicologaobalderas.blogspot.com – Fecha publicación: 23/08/2007. Fecha revisión: 30/08/2009.

    7. Definición de Resiliencia tomada de: Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Resiliencia_(psicología). Y estimulosadecuados.com.ar – http://www.estimulosadecuados.com.ar/resi.htm. Fecha revisión: 30/08/2009.