Hermandad estelar que brilla en el cielo.

0
220

El cúmulo de las Pléyades - ObservatorioDos cúmulos estelares distintivos siguen a la Luna conforme desciende en el cielo occidental esta noche. El cúmulo de las Pléyades, con forma de cazuela, está cerca de la Luna y hacia derecha superior, con el cúmulo de la Híadas, más débil y con forma de V, más alejado y hacia la izquierda superior de la Luna.

Las Pleyades es un cúmulo estelar de unas 400 o 500 estrellas, a unos 415 años luz del Sistema Solar, en dirección a la constelación Tauro. Las estrellas están separadas unas de otras por una distancia media de un año luz, y las fotografías muestran que están rodeadas de una nebulosidad que brilla por la luz que refleja de estas estrellas. Los griegos clásicos le pusieron este nombre por las ‘Siete Hermanas’ de la mitología.

Las estrellas representan a siete hermanas, hijas de Atlas y Pleyon. Sus nombres son Merope, Taigete, Maya, Electra, Alcyone, Celaeno y Asterope. Todas tuvieron amoríos con los dioses, excepto Merope lo cual fue castigado siendo entre las hermanas, la estrella que menos brillo tiene. Según cuenta la historia que alguna vez se toparon las Pléyades en alguno de esos bosques encantados de la mitología con el guerrero Orion, que prontamente quedó hechizado por la dulzura y amorío expresado en cada una de las siete hermanas y a partir de entonces, las siguió sin tregua.

Éstas, cansadas de tal acoso, suplicaron a Zeus, las liberara de tan molesto acosador. Zeus se compadeció de ellas y de su súplica y convirtió a las siete hermanas en palomas que alzaron vuelo llegando en su viaje hasta terminar en las estrellas entrando a formar parte de ellas en un lugar de los cielos, correspondiente a la constelación del Toro, más exactamente sobre el lomo, para que sean a partir de ahí protegidas por la fortaleza y fiereza gracias al sentido de protección que les brinda el toro.

Si se mira el origen de la palabra Pléyades, existe en griego la palabra “plein” que significa navegar y he aquí otro aspecto relacionado con las Pléyades, el cual, los navegantes antiguos y aún modernos, no salen a la mar cuando las siete hermanas no son visibles en el cielo ya que las nubes que las cubres dan un mal presagio que pueden hacer volver realidad los temores de los navegantes; lluvias copiosas y tormentas marinas que pueden hacer naufragar cualquier barco y hacer sucumbir aún a los más avezados marinos.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, mallorcaweb.net
Imagen: astrogades.es/ploger/plog-content/images/espacio-profundo/c__mulos/m45-espicul-reproces.jpg