Meteoros a la vista.

0
828
draconidas

draconidasLa lluvia de meteoros Dracónidas está en su mejor momento. Todos los meteoros parecen «llover» hacia el cielo desde Draco, el dragón, el cual está en el norte. Algunos expertos esperan un despliegue especialmente bueno. Sin embargo Estados Unidos no es un buen lugar para el espectáculo.

La NASA está evaluando el riesgo que supone una lluvia de meteoritos conocidos como Dracónidas en 2011, pues tienen el potencial de impactar con satélites y naves que orbitan alrededor de la Tierra, como la Estación Espacial Internacional o el telescopio espacial Hubble.

La tormenta de pequeñas rocas espaciales se registrará el 8 de octubre de 2011 y durará siete horas.

William Cooke, del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA (Huntsville, Alabama), dijo que los expertos predicen un fortísimo estallido de las Dracónidas, en forma de una gran tormenta y que se espera un pico de varios cientos de “moscardones” espaciales por hora.

Los actuales modelos de predicción de meteoros predicen un potente estallido en las Dracónidas,Presentan cierto riesgo para las naves, confirmó Cooke. Podrían convertirse en el próximo evento significativo en la órbita baja de la Tierra, en lo que a meteoroides se refiere.Variando de unas pocas decenas a varios cientos, como se verían por un observador.

Aunque no se informaron de problemas eléctricos en las naves durante el estallido de Dracónidas anteriores , dice que la falta de viejas anomalías no debería tomarse como una carta blanca por parte de los operadores de satélite e ignorar la de 2011.

La probabilidad de anomalías eléctricas es baja, no obstante, debido a la baja velocidad de las Dracónidas, señala Cooke:

Sobre el limbo
La Estación Espacial Internacional tiene un escudo pesado contra los escombros orbitales.

las Dracónidas aparecerán sobre el limbo de la Tierra creando un espectáculo celestial que podrán disfrutar a través de las ventanas los miembros de la tripulación de la estación espacial.

La amenaza para las naves procedente de las lluvias de meteoros en el pasado (particularmente las Leónidas de 1998 )rodujeron más nervios que los impactos a hipervelocidad.
Si bien otros dos estallidos fuertes de Dracónidas en 1985 y 1998 no causaron problemas eléctricos en los artefactos.

Desde la Tierra, las Dracónidas pueden ser un espectáculo, aunque no es una de las lluvias de meteoros preferidas por los aficionados a observar el cielo.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.

Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…

Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes consultadas: universoonline.org, taringa.net
Foto:3.bp.blogspot.com