Llueve sobre mojado.

0
258

Pronóstico

Ayer, hablamos sobre como las condiciones planetarias se tornaban complejas más allá de lo normal y que se ha formado un patrón difícil de repetir.

Hoy el patrón se hace un poco más complejo, con la inclusión de la Luna en el conflicto colosal de Júpiter, Saturno y Urano, trayendo nuestras emociones al campo de batalla y amenazando arrástranos en una marea de complejidades.

Así como el patrón de ayer será difícilmente repetido, el de hoy es tan solo un ensayo para el día en que la luna de un giro completo a la bóveda celeste y vuelva a su punto actual.

Los ciclos que se abran hoy, detonan el 6 de Junio,  cuando la Luna, Júpiter y Urano se encuentren en una conjunción casi perfecta, el mismo día Júpiter pasa a Aries.

La astrología nos ofrece tan solo un vistazo a los patrones del universo, conocer todas las aristas por donde puede desencadenar esta condición es implausible, pero si es importante que sepas que las cosas que ocurran a tu alrededor en este periodo no son facilmente manejables. Aquí se están moviendo fuerzas de nivel universal y los individuos estamos montados en la montaña rusa queramos o no.

Hablamos de los patrones de La Luna, pues hoy es día de las madres, energizando por masa crítica a la gran madre que nos vigila desde el cielo. Sus ciclos hablan de esperanza en el renacer, y que no importa que tan complejas estén las cosa ahora, también pasarán, a veces una detonación puede demoler un edificio, pero en su lugar ser construido uno mejor.

Hoy, reiteramos las palabras de ayer, busca tu área de influencia y consigue tu centro, teniendo la fuerza de cambiar las cosas que puedes y la fortaleza para aceptar las que no.

Recomendaciones

–   Apóyate en tus raíces para conseguir tu centro.

–   Recupera el niño que está en ti, sintiendo la plena libertad de jugar.

–  Escucha con el corazón y la mente abierta, que no hay mayor sordo que quien no quiere escuchar.

–  Date el permiso de soltar las cosas del pasado, la culpa no traerá ningún resultado positivo.

–  No permitas que otros induzcan pensamientos o actitudes en ti, mantente firme en tus posiciones y consciente en tu centro.

–  Es importante que durante estos días, si tienes un amuleto llévalo contigo,  pues hay demasiada afluencia y confluencia de energías.

–  No caigas en argumentos cerrados o cíclicos.

–  Hazte Reflexología.

Antídotos

–  Come la receta de la abuela, visita nuestra sección Cocinando con los Dioses.

–   Escucha el Himno a la Alegría, con la letra original de Schiller.

Comentario: Algunos consideran La Sinfonía n.º 9 Opus 125 en re menor el último movimiento como un ejemplo de música programática, porque tiene como hilo conductor un programa literario basado en la “Oda a la Alegría” de Friedrich Schiller, admirada por Beethoven y a la que pensó poner música en 1793.

Realmente la composición poética de Schiller se llamaba Oda a la Libertad (del alemán, Ode und die Freiheigt), pero la censura de la época obligó a cambiar «Libertad» por «Alegría».

Las obras de Schiller tenían una gran afinidad con el movimiento del Sturm und Drang, por su insistencia en la libertad, la moralidad y su ímpetu dramático. En su conjunto, todas las obras de Schiller se caracterizan por su idealismo moral, optimismo, dicción poética y sentido de la forma.

Johann Christoph Friedrich Schiller fue además de poeta, dramaturgo, historiador y el primer filósofo del arte alemán. Hijo de un modesto cirujano, que se vio obligado a estudiar medicina en una academia militar de Stuttgart, pero su auténtica vocación lo llevó a las artes. Es ejemplo de quien ha adoptado la rebeldía contra sus padres y la sociedad, ejemplo de alguien que persigue su sueño juvenil hasta el final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí