¡Reiníciate!

La Luna Nueva te permite re-iniciarte (como si fueras un computadorLa Luna cambia de fase mostrándonos su Sombra Lilith.

La Luna se ha vaciado dándonos la oportunidad de usar ese vacío para llenarlo de energías creadoras regeneradoras y transformadoras.

La Luna Nueva te permite re-iniciarte (como si fueras un computador).

Hoy, el universo te ofrece una oportunidad de encontrar tu estado de fluencia, así que dedícate en el transcurso del día a buscar ese estado, detectar que tipo de actividades lo causan y buscar repetirlo.

La fluencia es un estado similar a la alegría.

En búsqueda de la alegría.

En un momento dado, el centro de Psicología Positiva decidió hacer un estudio sobre la felicidad, en busca del “hombre más feliz del mundo”.

Luego de cientos de miles de test psicológicos y años de búsqueda, finalmente el Dr. Seligman de la Universidad de Pensilvania lo encontró… y fue una verdadera sorpresa.

Luego de tanto tiempo y esfuerzo consiguieron a una persona cuyos niveles de plenitud, alegría, gusto de vivir, estaban todos fuera de escala… y era un hombre de 67 años, soltero, sin hijos, solo y dedicado a la compra/venta de acciones en la bolsa de valores.

Los resultados fueron una verdadera antítesis a todo lo que habían estudiado sobre el comportamiento social y la necesidad de transcendencia, así que decidieron invertir todos sus recursos en descubrir que es lo que hacía a este hombre tan feliz.

Resulta, que el paciente M (como lo llaman en el estudio clínico), tiene una capacidad incomparable de vivir en el presente, un estado que el Dr. Csikszentmihalyi llama “Fluencia” y que en la cultura oriental milenaria ha obtenido muchos otros nombres como el MuShin (mente sin mente).

Los resultados de estas prueban demuestran que la capacidad de entrega es un factor de alegría que impulsa al humano mucho más que los constructos sociales que nos rodean y que tan sólo al vivir en el presente y disfrutar lo que hacemos es que podremos ser realmente felices.

Lee sobre el estado de fluencia aquí.

Hoy lleva una libreta contigo y cuando vivas el estado de fluencia anota que lo causó, para poder repetir la experiencia en el futuro.