El Demonio del Universo

algol

algolUna estrella cuyo nombre significa “el demonio” se asoma en el cielo del noreste esta noche, un par de estrellas, una cerca de la otra, en donde una está canibalizando a la otra. El sistema es Algol. Está en Perseo, el héroe, el cual está en el noreste al caer la noche y alto por encima de cabeza a primeras horas de la mañana1.

Algol: El «demonio» Star

El Mirfak nombre se deriva del árabe, que significa el «Codo de las Pléyades.» De hecho, la constelación de Perseo se encuentra al norte del cúmulo estelar de las Pléyades. En otras palabras, usted puede encontrar Mirfak y Perseo entre el cúmulo de las Pléyades y Polaris, la Estrella del Norte.

Lo que hace tan interesante a Algol es el hecho de que se ilumina y se oscurece cada 2,867 días, un fenómeno descrito por primera vez en la astronomía moderna en 1783 por el astrónomo John Goodricke. Goodricke anotó las variaciones de brillo que observaba a simple vista, y aunque ni él ni los antiguos egipcios sabían que esta variabilidad era causada cuando una de las estrellas del sistema binario pasaba por delante de la otra, hoy en día sabemos que son más las causas que determinan esta variación.

Esta nueva investigación revela que los egipcios eran muy obsesivos con sus observaciones astronómicas, al parecer, con el objetivo de hacer predicciones de eventos futuros. Los astrónomos de la época tomaban nota de todo aquello que observaban en documentos, y en especial, de las variaciones detectadas, como es el caso del brillo del Algol. Uno de estos documentos, el Calendario de El Cairo ha logrado llegar a nuestros días revelando las anotaciones sobre el brillo de la estrella Algol.

Sin embargo, hay un pequeño problema. Los datos del Calendario de El Cairo describen que el período de Algol es de 2,85 días, muy ligeramente inferior a los 2.867 días ya observados. El equipo no cree que esta diferencia se deba a un error de observación, sino que creen que es porque el periodo ha cambiado con el tiempo, lo que da crédito a la teoría de que la estrella Algol es en realidad un sistema de tres estrellas, tal y como sugieren las nuevas investigaciones. De esta forma, los datos egipcios de hace mucho tiempo, son capaces de apoyar ahora una investigación llevada a cabo miles de años después.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, laflecha.net, earthsky.org
Imagen: terra.es

  1. Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.