Júpiter y Venus en un encuentro cercano

0
178
Jupiter y Venus - observatorio

Jupiter y Venus - observatorioVenus, la brillante «vespertina,» es uno de los cuatro planetas interiores del sistema solar. Júpiter, el cual está justo a la izquierda de Venus esta noche, el más grande de los cuatro planetas gigantes exteriores.

Júpiter (Griego: Zeus) era el rey de los dioses, gobernador del Olimpo y patrón del estado romano. Zeus era el hijo de Cronos (Saturno).

Júpiter es el cuarto objeto más brillante del cielo (tras el Sol, la Luna y Venus; a veces Marte también es más brillante). Se conoce desde tiempos prehistóricos. El  descubrimiento en 1610 por parte de Galileo de las cuatro lunas principales de Júpiter: Io, Europa, Ganimedes y Calisto (conocidas también como los satélites Galileanos) fue el primer descubrimiento de un centro de movimientos aparentemente no centrado en la Tierra. Fué un punto a favor de la teoría heliocéntrica de Copérnico sobre el movimiento de los planetas; El apoyo declarado de Galileo a la teoría de Copérnico le supuso el arresto por parte de la Inquisición. Fue forzado a renegar de sus creencias y arrestado en su casa por el resto de su vida.

En la mitología griega Zeus, es el «padre de los dioses y los hombres», que gobernaba a los dioses del monte Olimpo como un padre a una familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigían a él como tal. Era el Rey de los Dioses que supervisaban el universo. Era el Dios del cielo y el trueno. Sus atributos incluyen el rayo, el águila, el toro y el roble.

Hijo de Crono y Rea, era el más joven de sus descendientes. En la mayoría de las tradiciones aparece casado con Hera, aunque en el oráculo de Dódona su esposa era Dione, con quien según la Ilíada fue padre de Afrodita. Es conocido por sus numerosas aventuras y amantes, fruto de las cuales fueron muchas deidades y héroes, incluyendo Atenea, Apolo y Artemisa, Hermes, Perséfone, Dioniso, Perseo, Heracles, Helena, Minos y las Musas. Con Hera suele decirse que fue padre de Ares, Hebe y Hefesto.

Su equivalente en la mitología romana era Júpiter y en la etrusca, Tinia.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, rena.edu.ve