La vela de Argo en el sur esta noche

ArgoLa constelación de Vela representa la vela de Argo, la nave que condujo a Jasón y los Argonautas. Al caer la noche estará baja en el sur. A pesar de ser débil para ser vista, Vela es el hogar de uno de los objetos individuales más grandes en el cielo nocturno… Los restos de una estrella que explotó.

Mitología e historia

Se trata de la vela, LA antigua nave de Argos, que junto con Puppis (la popa), Carina (la quilla) forman un gigantesco sector que domina el firmamento austral. Lo atraviesa en toda su longitud la franja de la Vía Láctea. La gran Nave de los Argonautas la cual, con las velas desplegadas y a las órdenes de Jasón y del timonel Canopo o (Canopus) se dirige a la conquista del legendario vellocino de oro.

Estas culturas antiguas  forman parte del Mediterráneo que hace más de dos mil años, por la precesión de los equinoccios la constelación era visible para esas latitudes septentrionales. Ahora bien, en la actualidad es invisible desde prácticamente todo el hemisferio norte.

Se llamaron Argonautas en el poema de Apolonio de Rodas, a los compañeros que ayudaron a Jasón en su expedición en busca del vellocino de oro, el nombre proviene de la nave Argos. Según la tradición le acompañaron todos los héroes de la época.

Frixo y Hele son hermanos e hijos de Atamante rey de Tesalia y de Néfele. Después de la muerte de su madre el padre se vuelve a casar con Ino, quien para calmar una época de hambruna decide sacrificar a los hermanos. Hermes para salvar a los niños les envía un carnero alado, con la lana o vellocino de oro y dotado del don de la palabra. Los niños montados sobre él parten rumbo a Asia, salvándose de ser sacrificados. Durante el viaje Hele cae al mar y sólo Frixo llega a la Cólquide, en donde reina Eetes que lo acoge y le concede en matrimonio a su hija Calciope.

Como muestra de agradecimiento. Frixo sacrifica el carnero y ofrece el vellocino al rey, quien lo consagra a Ares y lo cuelga de una encina en un bosque dedicado al Dios. Día y noche lo guarda un enorme dragón, mientras que en los campos alrededor pastaban enormes toros salvajes.

De otro lado en Yolco, reinaba Pelías tras destronar a Esón. Él siempre tenía que su malvado hermanastro asesinará a su hijo Jasón, que era el verdadero heredero del trono y por ello, lo envió a refugiarse a la cueva del centauro Quirón. El sabio Quirón lo instruyó en las letras y en las artes y luego lo envió a Yolco a reclamar su derecho al trono.

Jasón en su viaje a Yolco perdió una de sus sandalias y cuando se presentó ante Pelías este quedó estupefacto, pues un antiguo augurio del oráculo advertía que alguien con una sola sandalia bajaría del monte le destronaría y mataría. Pelias astutamente accedió a devolver el trono a Jasón pero para hacerlo le exigió que cumpliera un supuesto pedido de Frixo, de regresar a su origen el vellocino de oro.

Jasón aceptó el encargo y ordenó a Argos la fabricación de una nave de 50 remos. Esta embarcación gracias a  un trozo de madera procedente del roble sagrado del oráculo de Dodona, regalo de Atenea tenía el don del habla y de la profecía. Para la tripulación Jasón reunió a los jóvenes más valientes y valerosos de aquellos tiempos.

Los Argonautas partieron de la costa de Págasas, durante su viaje de ida sucedieron muchas aventuras. Luego de la expedición llegó al reino de Eetes.

Jasón realizo una visita al monarca para solicitarle la entrega del Vellocino de oro. El rey aceptó pidiendo a cambio que dominara los toros con pezuñas de bronce y que después cavara el campo y sembrara algunos dientes de dragón que le entregaría.

En esto Medea hija de Eetes, quien se enamoró locamente de Jasón se ofreció a ayudarle siempre y cuando Jasón la tomara por esposa. Le entregó un ungüento mágico para que cubriera su cuerpo y escudo y con esto quedara protegido del fuego y el hierro. Le advirtió además que los dientes del dragón apenas sembrados se convertirían en soldados armados listos para acabar con él. Le aconsejó que lanzara una piedra sin ser visto y de este modo por un malentendido sin saber nadie quién había lanzado la piedra al otro se matarían entre ellos.

Jasón logró concluir a salvo con estas tareas, pero Eetes no cumplió con su palabra, entonces Jasón, con el apoyo de Medea, durmió al dragón guardián y después de apoderarse del vellocino de oro se fugaron. Apenas el rey Eetes descubrió la fuga y el hurto del vellocino de oro, se lanzó en su búsqueda pero Medea, para retrasarlo, dio muerte a Apsirto, su hermano, que viajaba con ella y empezó a tirar al mar, uno a uno sus miembros. El horrorizado Eetes, perdió en la persecución recogiendo las partes del cuerpo de su amado hijo.

De regreso, a su paso por la isla de las sirenas se oía desde lejos su embrujador canto pero Orfeo, músico de Tracia, con su melodiosa lira y su voz, cantó de tan bello modo, que ninguno de los Argonautas se animó a corresponder a la llamada de las Sirenas. Llegaron a Creta, donde tuvieron que enfrentarse al gigante Talo con la ayuda, nuevamente, de los hechizos de Medea.

Llegaron al fin a Yolco, trayendo consigo el vellocino de oro pero cuando Jasón reclama el trono del rey se enteró que Pelias, durante su ausencia había asesinado a todos los parientes de Jasón y que además se negaba a entregarle el trono.

Medea se introdujo en el palacio y convenció a las hijas de Pelías para que le ayudaran a eliminar a su padre asegurándoles que les daría la eterna juventud. Una vez asesinado el rey, Jasón asumió el trono y con Medea reinaron en Yolco. Años más tarde concibieron un vástago, confiándole su educación al Centauro Quirón.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… Son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, en. mallorcaweb.net
Imagen: en.wikipedia.org, blogs.diariovasco.com