Mercurio protagoniza el amanecer

Mercurio protagoniza el amanecer

Mercurio protagoniza el amanecer Mercurio está realizando una buena aparición matutina. Mañana el planeta está bajo en el este-sureste a primera luz, y se ve como una estrella brillante. La verdadera estrella Espica está cerca y hacia su derecha superior, con Arturo, la cual es más brillante, más alejada y hacia su izquierda superior.

Mercurio era hijo de Júpiter y de Maia, la hija del Titán Atlante. Desempeñaba el oficio de intérprete y mensajero de los dioses, y era dios de los viajeros, del comercio, de la elocuencia y de los ladrones.

Los romanos lo adoptaron del dios griego Hermes. En el año 495 adC se introdujo en Roma el culto a este dios y se le dedicó un templo cerca del Circo Máximo. Su fiesta se celebraba el 15 de Mayo.

Como heraldo y mensajero, Mercurio lleva casi siempre el atributo del caduceo, una especie de cetro alado, del que se enrollan dos serpientes en alusión a la fábula: Mercurio vio luchar a dos serpientes y las separó pacíficamente con el caduceo. Las serpientes dejaron de luchar en el momento y se separaron.

También llevaba un sombrero alado y dos talares que indican igualmente la ligereza de su marcha.

En simbología el caduceo de Mercurio es la representación más completa del eje que constituye el punto de enfrentamiento de los contrarios. Integra no sólo la línea vertical axial sino las dos serpientes entrelazadas y simétricas que tienen como significado las dos fuerzas en equilibrio y oposición.

También se ocupa de conducir las almas de los difuntos hasta las puertas del Hades, recibiendo en esta misión el título de psicopompos.

Por otro lado tenemos la cercanía de la lluvia de Meteoros LEÓNIDAS1.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

 ¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo. Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo… Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, en.wikipedia.org
Imagen: fundacionio.org

  1. Debido a que el radiante se ubica en la constelación de Leo, esta lluvia de meteoros de noviembre ( con el máximo hacia el día 17 de noviembre y ya observable unos días antes o después) es una de las más espectaculares. Los restos del cometa Temple-Tuttle proporcionan esta fantástica lluvia de meteoros; como el periodo de dicho cometa es de 33 años, cada este tiempo, asistimos a un pico en la intensidad de las Leónidas. La lluvia de 1998 fue memorable hasta 25.000 meteoros por hora. Vemos las luces surgir en la vecindad de la hoz de Leo y recorrer trayectorias considerables de bóveda celeste