Movimiento galáctico

0
698

La Vía Láctea se arquea del noreste al suroeste a través de los cielos durante las noches de otoño. Embebida dentro de sus nubes de estrellas está Cygnus, el cisne. Cygnus vuela en el sur a lo largo de la Vía Láctea con sus alas extendidas. Su cola está marcada por la estrella más brillante de la constelación, Deneb1.

La Vía Láctea es la galaxia en la que se encuentra el Sistema Solar y por ende, La Tierra. Según las observaciones, posee una masa de 1012 masas solares y es, muy posiblemente, una espiral barrada. Con un diámetro medio de unos 100.000 años luz se calcula que contiene entre 200.000 y 400.000 millones de estrellas. La distancia desde el Sol al centro de la galaxia es de alrededor de 27.700 años luz (8,5 kpc, es decir, el 55% del radio total galáctico).

El nombre de Vía Láctea proviene del Latín y significa camino de leche. Fue denominada así por la apariencia de banda lechosa de luz tenue que atraviesa el cielo nocturno de lado a lado. Según la mitología griega, su origen sería leche salida del pecho de Hera, la esposa de Zeus. Esta banda no es más que la luz emitida por el conjunto de estrellas que forman el disco galáctico.

La Vía Láctea forma parte de un conjunto de unas cuarenta galaxias llamado Grupo Local. Debido a las curvas de rotación que presenta.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, astronomia.wikia.com
Imagen: nasa.gov

  1. Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte