Un Triángulo formado por estrellas

Tres estrellas brillantes forman un alto triángulo en el Este a partir de las 8 p.m. La estrella más prominente es la amarilla-anaranjada Arturo, la tercera estrella más brillante en el cielo nocturno. Muy hacia su derecha está Espica, con Régulo muy arriba y hacia la derecha de Espica.

La estrella Regulo, el corazón del León.

Esta estrella es la más brillante de Leo, debido a su color blanco azulado Regulus, una de las estrellas más brillantes del cielo nocturno. Se trata de unos 79 años luz de distancia. Régulo se levanta al este casi vencido, y el cuerpo del león que le sigue en el cielo durante el próximo par de horas. Una vez que Regulus sube al cielo, mira a su izquierda – hacia el norte – para un grupo de estrellas que forman un signo de interrogación al revés. Estas estrellas esbozan la cabeza y la melena de Leo.

En la parte inferior y en la pata de la constelación de Leo, está la estrella Régulus que significa pequeño rey. En Egipto, dice la leyenda que hacia abril, en que se observa muy bien esta constelación, el río Nilo se desbordaba y venían los leones del desierto para beber. Al pasar el tiempo, la cabeza del león se ha utilizado para muchos adornos de fuentes y parques.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org,
Imagen: http://www.alsonwongastro.com