¡Elige!

reflejaDos caminos a seguir.

Por un lado Marte en cuadratura con Venus activando la sexualidad y el erotismo en el colectivo… y por el otro las luminarias activando el estado de “fluencia”.

En la mitología griega Venus representaba a Afrodita la diosa del amor y la sensualidad y Marte a Ares, el dios de la guerra, fuerte y sexualmente vigoroso, uno es la contraparte del otro. Hoy esa energía se activa por partida doble… ya que venus por su parte está siendo impulsada por Júpiter y Urano.

Venus, madre de Eros…

En la mitología griega, Eros era el Dios primordial responsable de la atracción sexual, el amor y el sexo, venerado también como un dios de la fertilidad. En algunos mitos era hijo de Afrodita (Venus) y Ares, pero según El banquete de Platón fue concebido por Poros (la abundancia) y Penia (la pobreza) en el cumpleaños de Afrodita. Esto explicaba los diferentes aspectos del amor.

A veces era llamado, como Dioniso, Eleuterio, “el libertador”. Su equivalente romano era Cupido (deseo), también conocido como Amor.

En el pensamiento griego parece haber dos aspectos en la concepción de Eros. En el primero es una deidad primordial que encarna no solo la fuerza del amor erótico sino también el impulso creativo de la siempre floreciente naturaleza, la Luz primigenia que es responsable de la creación y el orden de todas las cosas en el cosmos.